• El presidente de EE.UU., Donald Trump (izq.), y el presidente francés, Emmanuel Macron, en la cumbre del G7 en Canadá, 8 de junio de 2018.
Publicada: domingo, 10 de junio de 2018 13:49

Francia advierte de que los “arrebatos de ira” no pueden dictar la cooperación internacional, aludiendo al desaire del presidente de EE.UU. a los socios del G7.

El presidente estadounidense, Donald Trump, se desmarcó en el último momento del comunicado conjunto final del Grupo de los Siete (G7) —Alemania, China, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y el Reino Unido— después de acusar de mentir al primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, con quien habló durante la tensa cumbre celebrada el viernes y el sábado en La Malbaie (sureste de Canadá).

La Oficina del presidente galo, Emmanuel Macron, ha reaccionado este domingo con un comunicado, difundido por la agencia de noticias francesa AFP, en el que considera que “la cooperación internacional no puede ser dictada por arrebatos de ira y comentarios desechables”.

“Pasamos dos días elaborando una declaración (conjunta) y compromisos. Nos apegamos a ellos y cualquiera que los abandone dándoles la espalda muestra su incoherencia y su inconsistencia”, asevera el texto.

La cooperación internacional no puede ser dictada por arrebatos de ira y comentarios desechables”, comunica la oficina del presidente francés, Emmanuel Macron.

 

“Seamos serios y dignos de nuestro pueblo. Hacemos compromisos y los mantenemos”, insiste la Presidencia gala, que ha añade que Francia y Europa mantienen su apoyo a la declaración del G7.

El presidente ruso, Vladimir Putin, por otra parte, ha ironizado sobre el “parloteo creativo” de los países del G7 y los ha invitado a “centrarse en los temas concretos propios de una verdadera cooperación”.

Macron advirtió el jueves, en una rueda de prensa junto a Trudeau, de que los líderes de las naciones del G7 no deberían temer llegar a acuerdos sin Trump.

Trump anunció el sábado, a través de Twitter, horas después de abandonar el encuentro —para partir rumbo a Singapur— y minutos después de la publicación del comunicado conjunto que fue aprobado por el mandatario estadounidense y otros líderes del G7, que le retiraba su apoyo al mismo.

El magnate republicano reaccionaba así a la declaración de Trudeau, en la que afirmó que los canadienses no iban a ser presionados y que respondería a los aranceles de Estados Unidos sobre las importaciones de metales con unos “aranceles equivalentes”.

snr/anz/mkh/hnb

Comentarios