• Santiago Abascal, líder del partido VOX de España, durante campaña electoral en Granada, 26 de noviembre de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: viernes, 4 de enero de 2019 16:37

El partido derechista español Vox no frena su avance al triplicar su intención de voto en los últimos meses, según una encuesta.

En el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) del pasado diciembre, primero realizado tras las elecciones andaluzas —en que el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) se desplomó—, los socialistas siguen primeros, con una intención de voto del 28,9 %, aventajando en casi diez puntos —9,8— al Partido Popular (PP).

Tras los socialistas, con su descenso de 2,2 puntos (el peor dato que se anota el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, desde su llegada a La Moncloa), figuran los ‘populares’, que repiten en la segunda plaza con el 19,1 % de apoyo, el mismo porcentaje que en noviembre.

Ciudadanos baja también tres décimas hasta el 17,9 % y se mantiene en el tercer lugar, y la alianza de Podemos y sus confluencias se sitúan en la cuarta plaza con el 14,9 %, un porcentaje que representa una caída de 3,1 puntos respecto a noviembre.

Por su parte, el partido de extrema derecha Vox dirigido por Santiago Abascal, que en meses anteriores recababa una intención de voto de en torno al 1,3 %, sigue sumando respaldo ciudadano. Si en noviembre dobló ese porcentaje hasta un 2,5 %, en diciembre lo ha triplicado, hasta llegar al 3,7 %, por encima de partidos como el Partido Demócrata Europeo Catalán (PDeCAT) y el Partido Nacionalista Vasco (PNV).

 

El sondeo se basa en 2984 entrevistas realizadas en los doce primeros días de diciembre en 292 municipios y 49 provincias.

Los resultados pueden estar afectados por las elecciones del pasado 2 de diciembre en Andalucía (sur), en las que irrumpió Vox con 12 diputados en el parlamento de la región, un éxito histórico que podría permitir un cambio histórico, de concretarse un acuerdo con PP y Ciudadanos para expulsar al PSOE tras 36 años en el poder autonómico.

Es la primera vez que un partido de ultraderecha entra en un parlamento regional en España desde la muerte del dictador Francisco Franco en 1975. El resultado electoral fue histórico para Vox, que en 2012 ni siquiera se presentó a las elecciones andaluzas y en 2015 obtuvo 18 422 votos en toda Andalucía.

tmv/mla/snz/alg

Comentarios