• Joaquim ‘Quim’ Torra, el día de su toma de posesión como presidente autonómico de Cataluña (noreste de España), 2 de junio de 2018 (Foto: RTVE).
Publicada: lunes, 6 de agosto de 2018 1:16

El juicio a los líderes independentistas del 1-O será clave para el ‘procés’, señala el presidente del gobierno autonómico de Cataluña, Joaquim ‘Quim’ Torra.

“Es una de las claves, evidentemente. Me imagino que nadie entendería que aceptásemos sentencias de escarmiento como si nada”, dice Torra en una entrevista concedida este domingo al diario barcelonés La Vanguardia, en la que reitera que su tarea es “implementar” una república catalana, de acuerdo con el “mandato” del referéndum del pasado 1 de octubre.

El presidente de la Generalitat de Cataluña (noreste) tilda en la entrevista de “farsa” el procedimiento judicial dirigido actualmente por el juez Pablo Llarena en el Tribunal Supremo (TS) español, y estima que eso es también lo que “dice el tribunal alemán (y) el belga”, en referencia a las resoluciones judiciales sobre su predecesor, Carles Puigdemont.

En caso de que los tribunales españoles impongan sentencias ejemplarizantes a los dirigentes independentistas presos “preventivamente” desde el año pasado, Torra señala además que se produciría “un momento” de crisis que podría incluso dar al traste con la legislatura autonómica, iniciada en enero pasado, tras convocar elecciones catalanas el Gobierno central —que ganaron nuevamente las fuerzas secesionistas—.

El mandato popular está por tanto “claro”, afirma el presidente autonómico, si bien reconoce que “para resolver el actual conflicto” con Madrid “se puede renunciar al punto de partida (del 1-O) por un referéndum acordado y vinculante”, siendo en todo caso innegociable para Torra el ejercicio del derecho de autodeterminación, con la mira puesta en acabar la legislatura con una nueva constitución catalana.

Con este propósito, el alto funcionario reconoce que “hay un cambio evidentísimo” tras la sucesión como presidente del Gobierno de Mariano Rajoy por Pedro Sánchez, a quien se ha podido “trasladar (…) con toda libertad las razones” por las que Cataluña está en su situación actual y las vías de solución que ven los independentistas. Aun así, lamenta no conocer aún la propuesta concreta de Sánchez.

(El juicio a los líderes independentistas catalanes del referéndum del 1 de octubre de 2017) es una de las claves (de la actual legislatura autonómica catalana), evidentemente. Me imagino que nadie entendería que aceptásemos sentencias de escarmiento como si nada”, advierte el presidente de la Generalitat, Joaquim ‘Quim’ Torra.

 

Tras la “decepcionante” reunión de la “comisión bilateral Estado-Generalitat”, el miércoles pasado, Torra se muestra por otra parte poco dispuesto a participar en reuniones multilaterales, junto con otros responsables autonómicos, estimando que en ellas “la voz de Cataluña queda perdida y no tienes capacidad para influir en nada”.

El Gobierno central español tiene planeado seguir organizando encuentros de dicha comisión, que no se había reunido durante los siete años de presidencia de Rajoy, para alcanzar acuerdos de aquí a diciembre en traspasos, asuntos económicos y competencias, pero la Generalitat denuncia la negativa de Madrid a discutir la cuestión de la autodeterminación.

mla/rha/mkh/alg