• Barco Aquarius, caso que conmociona al mundo, se dirige a España
Publicada: martes, 12 de junio de 2018 23:40
Actualizada: martes, 19 de junio de 2018 22:29

La negativa de Italia a recibir a los refugiados del barco Aquarius, que se dirige hacia España, provocó amplias críticas contra Roma.

629 inmigrantes hacinados en el barco Aquarius ya tienen la esperanza de pisar tierra firme. España permitió el lunes que Aquarius atracara en el puerto de Valencia. Los refugiados, entre ellos, 7 mujeres embarazadas y 11 niños, estuvieron durante 48 horas varados en el Mediterráneo. Ni Italia, Ni Malta querían recibirlos.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU), el Consejo Europeo (CE) y numerosas oenegés arremetieron contra Italia. Francia tampoco guardó silencio.

Los ciudadanos y los medios italianos se sumaron también a las críticas y este asunto reabrió el debate sobre crisis migratoria.

La medida antimigratoria de Italia, vinculada con la llegada al poder de la ultraderechista Liga del Norte (LN), ha preocupado a defensores de derechos humanos que temen que otros países europeos adopten la misma postura.

Este martes, Alemania y Austria coincidieron en la necesidad de reforzar las fronteras exteriores de la Unión Europea (UE). En ambos países, los gobiernos están bajo la presión de los partidos ultraderechistas para acercar sus posturas migratorias a las políticas duras de países como Polonia y Hungría.

La ONG Médicos Sin Fronteras (MSF) denunció que personas altamente vulnerables, como los refugiados que están a bordo del Aquarius, se convierten en rehenes entre políticas contradictorias de diferentes países. La organización pro derechos humanos pidió a la UE evitar la repetición de casos como este.

mhn/nii/

Commentarios