• Nasralá advierte: Israel sabe que perderá si estalla una guerra
Publicada: jueves, 9 de junio de 2022 17:57
Actualizada: jueves, 9 de junio de 2022 23:30

El líder de Hezbolá condena los actos provocativos de Israel en aguas en disputa con El Líbano y afirma que este régimen perderá en una nueva guerra.

Medios libaneses informaron el lunes del ingreso de un buque israelí de la empresa Energean Power al campo gasífero de Karish, ubicado frente a la costa sur de El Líbano, en un triángulo marítimo de unos 860 kilómetros cuadrados con posibles reservas de gas que se disputan Beirut y el régimen de Tel Aviv. 

En declaraciones ofrecidas este jueves, el secretario general del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá), Seyed Hasan Nasralá, ha afirmado que la presencia israelí en esas aguas en disputa plantea un nuevo desafío para Beirut.

El líder de Hezbolá ha recalcado que los recursos naturales en las aguas reclamadas por El Líbano son un tesoro nacional del país árabe.

“Estamos frente a una gran fortuna [...] Esta riqueza vale porque es la única esperanza para resolver la crisis y salvar El Líbano. [Esta riqueza] pertenece a todo el pueblo libanés. Debemos apoyar la riqueza y extraerla y luego aprovecharla al máximo”, ha sostenido el líder de Hezbolá.

El Líbano tiene prohibido extraer su petróleo

Nasralá ha subrayado la importancia de proteger los recursos energéticos y la riqueza nacional, extraerlos y hacer uso de ellos después de su extracción y, al respecto, ha mencionado que el país enfrenta varias amenazas.

La primera amenaza que surge de la violación de las fronteras marítimas libanesas es que El Líbano sea despojado de una gran área y todos los tesoros y campos de gas que contiene la zona marítima en cuestión, por lo que ha condenado y calificado de un acto agresivo y provocativo el envío de una plataforma petrolera por Israel al campo gasífero de Karish.

De igual manera, ha denunciado que EE.UU. y el régimen de Israel amenazan a las empresas para que dejen de trabajar en las zonas económicas libanesas. “El Líbano tiene prohibido extraer su petróleo. Este es un problema que los libaneses deben pensar en resolver”, ha manifestado.

Al recordar que la demarcación de fronteras es responsabilidad del Gobierno libanés, ha advertido de que el enemigo está saqueando los campos de petróleo y gas de El Líbano. “En este caso, el elemento del tiempo se vuelve muy importante, es decir, cuando llegue el momento en que se nos permita extraer [gas], es posible que no encontremos nada”, ha alertado.

El Líbano defiende sus recursos marítimos

En este contexto, ha precisado que la cuestión de los recursos marítimos es tan fundamental como la liberación de la tierra libanesa de la ocupación israelí. “Durante 15 años de resistencia, sacrificamos mucho hasta que en el año 2000 logramos la liberación”, ha declarado.

“Tenemos que trabajar en la extracción, utilizando nuestros recursos naturales”, ha puntualizado, para luego aducir que todos en El Líbano deben actuar con gran responsabilidad para defender la riqueza marítima del país.

Resistencia es capaz de hacer frente al enemigo

Ante la explotación israelí de recursos libaneses, el líder de Hezbolá ha ensalzado la capacidad de la Resistencia para evitar que el enemigo aproveche los recursos del campo gasífero de Karish.

“El Líbano tiene un derecho y un motivo en este conflicto, y tiene un poder llamado ‘Ejército y Resistencia’”, ha alertado. De igual modo, ha advertido que Israel sabe que perderá mucho más que El Líbano en caso de que estalle una guerra.

Tras conocerse el lunes sobre la entrada del barco a las aguas en litigio, el presidente de El Líbano, Michel Aoun, consideró cualquier actividad israelí en una zona marítima en disputa como un acto “provocador y hostil”, mientras que las conversaciones para demarcar las fronteras marítimas del sur del país aún están en curso.

glm/ncl/rba