• Precandidato republicano a las presidenciales de EE.UU., Donald Trump.
Publicada: domingo, 27 de septiembre de 2015 0:49

El precandidato republicano a las presidenciales de EE.UU. Donald Trump ha tachado de “desastroso” el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) e insiste en anularlo si sale elegido.

Es un desastre. Vamos a renegociarlo o a romperlo porque, como sabe, todos los acuerdos se acaban”, ha dicho Trump en una entrevista concedida a la cadena estadounidense CBS que se emitirá mañana (este domingo).

Es un desastre. Vamos a renegociarlo o a romperlo porque, como sabe, todos los acuerdos se acaban", ha dicho el precandidato republicano a las presidenciales de EE.UU. Donald Trump.

Al ser preguntado sobre si respalda el libre comercio, Trump ha aseverado que las partes firmantes del TLCAN necesitan un comercio justo, no un comercio libre, porque todos los acuerdos tienen que ser justos mientras que éstos tienen una cláusula de fraude.

En otra parte de sus declaraciones, el multimillonario Trump ha denunciado las políticas del presidente estadounidense, Barack Obama, que buscan conseguir competencias sobre comercio por la vía rápida y ha adelantado que si gana las elecciones presidenciales de 2016, gravará con impuestos a las empresas que trasladen la producción al extranjero.

Asimismo, ha prometido introducir nuevas leyes arancelarias que obliguen a unas empresas, como la planta de la compañía automovilística Ford, a dejar de fabricar coches en Canadá o México.

Los dirigentes sindicales de EE.UU. han presentado un reporte al Congreso, por el cual denuncian el fracaso de los tratados de libre comercio (TLC) con los países centroamericanos y las nefastas consecuencias reflejadas en la pobreza, violencia y migración.

Millones de agricultores mexicanos quebrados por el TLCAN se manifiestan contra dicha iniciativa.

 

El TLCAN es un acuerdo regional sellado en 1994 entre los gobiernos de Canadá, de los Estados Unidos y de México para crear una zona de libre comercio. Un acuerdo que, debido a la existencia de las características asimétricas entre sus firmantes, ha dañado a las infraestructuras económicas y culturales de los integrantes más débiles.

Las declaraciones anti-libre comercio de Trump se produjeron como Obama trata de firmar otra iniciativa del libre comercio, llamada el Acuerdo Estratégico Trans-Pacífico de Asociación Económica (TPP, por su sigla en inglés).

El TPP es una prioridad económica de Obama, que defiende su potencial para los exportadores estadounidenses, mientras los 12 países, entre ellos México, Perú y Chile, que lo integrarían representan aproximadamente 40 % del Producto Interior Bruto (PIB) mundial.

alg/ktg/nal

Comentarios