• El portaaviones chino Liaoning, acompañado por submarinos y buques de la Armada china durante una maniobra en el mar de la China Meridional, abril de 2018.
Publicada: martes, 20 de septiembre de 2022 15:15

Un comandante de la Armada de Estados Unidos reconoce que China es capaz de imponer un bloqueo naval a Taiwán si ve necesario.

Tiene una Armada muy grande y si quiere intimidar a Taiwán y desplegar sus buques alrededor de la isla, es perfectamente capaz de hacerlo”, afirmó el comandante de la Séptima Flota de EE.UU., Karl Thomas, en una entrevista publicada el lunes por el diario local The Wall Street Journal.

El vicealmirante norteamericano adujo que, si Pekín asedia la isla, esta acción permite a la comunidad internacional “intervenir para resolver el desafío”.

No obstante, Thomas evitó comentar si el gigante asiático está decidido a tomar alguna acción real contra Taiwán, pero, dejó claro que la Marina de EE.UU. debe estar lista para cualquier escenario.

El comandante estadounidense afirmó que China cuenta con la mayor Armada del mundo desde el punto de vista del tamaño y está produciendo buques de guerra a un ritmo impresionante, esto mientras que el país norteamericano carece de tantos astilleros para fabricar los navíos que necesita.

 

En los últimos meses, China ha aumentado su presencia militar en el mar de China Meridional en respuesta a acciones provocativas de Estados Unidos. Este mar es una vía fluvial concurrida que da acceso al suroeste de Taiwán. En este contexto, Thomas acusó a China de “militarizar por completo” la zona, sin cuestionar la presencia de buques de guerra estadounidenses en esta parte del mundo, miles de kilómetros lejos de las costas del país norteamericano.

Las tensiones entre China y Taiwán están en su máximo nivel en años, debido a la visita de varias delegaciones extranjeras en fechas recientes, en particular tras el viaje de la presidenta de la Cámara de Representantes de EE.UU., Nancy Pelosi, a Taipéi en el 2 de agosto, lo que elevó la escalada de tensiones aún más en la isla. 

Pekín considera a Taiwán parte integrante de su territorio, bajo la política de ‘Una sola China’, por lo que rechaza cualquier intento que ponga en cuestión este principio y se opone a que mantenga lazos diplomáticos formales propios con un Estado soberano. Además, rechaza abiertamente los intentos de Washington por fortalecer el apoyo militar a las fuerzas taiwanesas, advirtiendo que “tomará todas las medidas necesarias para salvaguardar su seguridad y su integridad territorial”.

msm/rba