• El Ejército de EE.UU. lanza un ataque con misil contra una casa en Kabul, capital de Afganistán, 29 de agosto de 2021.
Publicada: sábado, 11 de septiembre de 2021 8:42

El hombre que murió junto a su familia en un ataque con dron de EE.UU. en Kabul, capital afgana, era un civil no un “facilitador” de Daesh; el Pentágono lo niega.

Tras monitorizar vídeos de las cámaras de seguridad y entrevistar a más de una docena de compañeros de trabajo y familiares de la víctima, el periódico The New York Times en un informe publicado el viernes puso en duda las alegaciones del Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono) sobre el ataque del 29 de agosto, según lascuales, “se eliminó una amenaza inminente” al acabar con la vida de un “facilitador” del grupo terrorista Daesh, autor de los atentados del 26 de agosto que se saldaron con la muerte de al menos 170 personas, entre ellas 13 soldados estadounidenses, cerca del aeropuerto de Kabul. 

The New York Times plantea dudas sobre esta versión de los hechos”, se lee en el informe mientras precisa que el asesinado es Zemari Ahmadi, un ingeniero eléctrico de 43 años que desde 2006 servía a la ONG estadounidense Nutrition and Education International (NEI), cuyas actividades se enfocan en luchar contra la malnutrición en Afganistán, esto mientras las autoridades del Pentágono anunciaron que no conocían la identidad del conductor del coche en el momento del ataque, aunque lo consideraron “sospechoso” “por actividades” que hizo en el día del ataque.

Al respecto, el diario dejó en claro que lo que había cargado Ahmadi ese día en el vehículo eran recipientes de agua y no explosivos, tal y como alegó el Pentágono, que los viajes que hizo fueron, en realidad, para transportar a colegas hacia y desde el trabajo. 

 

La investigación de The New York Times recibió la reacción del Pentágono, pues John Kirby, su portavoz, aseguró que “ningún otro Ejército trabaja más duro” que el estadounidense “para prevenir bajas civiles”, e insistió en que el ataque evitó una amenaza inminente para el aeropuerto y para los ciudadanos estadounidenses que se encontraban en este lugar.

El ataque de Estados Unidos causó también la muerte de nueve miembros de la familia de Ahmadi, siete de ellos niños, según la investigación de NYT.

Washington es acusado de actuar con irresponsabilidad respecto a Afganistán, país que invadió en 2001, so pretexto de luchar contra el terrorismo, deponer a los talibanes, así como entrenar y equipar a las fuerzas de seguridad locales.

msm/ncl/mkh