• Estados Unidos padece de un “racismo estructural”
Publicada: sábado, 31 de octubre de 2020 18:44
Actualizada: sábado, 31 de octubre de 2020 19:36

Un analista denuncia el “racismo estructural” en EE.UU., que seguirá existiendo en el país norteamericano sin importar quién sea el presidente.

El racismo es estructural en Estados Unidos”, ha repudiado el analista en temas internacionales Iñaki Gil de San Vicente en una entrevista concedida este sábado a HispanTV en la que ha abordado la violencia policial contra los grupos minoritarios en el país norteamericano, especialmente los negros.

Según el experto, el resultado de las elecciones presidenciales de Estados Unidos, que se celebrarán el próximo 3 de noviembre, no podrá eliminar el racismo y por ende las protestas antirracistas seguirán realizándose en diferentes ciudades del país norteamericano.

Si gana (el candidato demócrata Joe) Biden por un tiempo estas demandas, estos derechos innegables bajarán un poco en sus movilizaciones populares, en su imagen pública, en su presencia pública”, ha dicho el experto, pero ha agregado que a largo plazo las marchas contra el racismo estructural en EE.UU. seguirán adelante.

El racismo en Estados Unidos, ha añadido, no es solamente contra la población de origen afroamericano sino contra toda la población que no sea de origen anglosajón. “En EE.UU. existe un racismo antislámico muy fuerte, existe un racismo antilatino”, ha fustigado.

 

EE.UU. es escenario de multitudinarias protestas desde el 25 de mayo, cuando se produjo el brutal asesinato del afrodescendiente George Floyd, desarmado y bajo custodia policial, en la ciudad de Mineápolis.

Una serie de factores han caldeado los ánimos en el país norteamericano, entre ellos, los comentarios del propio presidente estadounidense, Donald Trump —conocido por su postura racista—, que, en lugar de tranquilizar al pueblo en las protestas por Floyd, tachó de “matones” a los descontentos, amenazó con emitir la orden de disparar y hasta les dijo que soltaría “perros feroces”.

La violencia de la Policía norteamericana, acostumbrada a recurrir al uso de las armas y la fuerza, es la sexta causa de muerte entre los jóvenes afrodescendientes en EE.UU. La Policía estadounidense mató a tiros el martes pasado a otro afroestadounidense, identificado como Walter Wallace Jr., de 47 años, en Filadelfia, ciudad sumida en violentas protestas desde entonces.

Fuente: HispanTV Noticias

mnz/hnb/nii/