• El Trumpismo y la violencia política en EEUU
Publicada: domingo, 25 de octubre de 2020 14:51
Actualizada: domingo, 25 de octubre de 2020 16:07

Diversos actos de campaña y la narrativa de los mismos revelan que Donald Trump -de perder los comicios- teme terminar en la cárcel.

Neonazis, policías, amenazas de golpes. Es el furor estadounidense por unas elecciones que podrían determinar el futuro del país, su democracia y composición demográfica, entre otros.

En los rallies previos al cierre de campaña, los partidarios demócratas, acosados por grupos de trumpistas advierten que el mismísimo presidente es quien promueve la violencia política y social; afirman que este teme una posible derrota -que muchos cómputos pronostican- a pocos días de los comicios.

En repetidas ocasiones -más de 25 000 según algunos comentaristas- Trump mintió o promulgó argumentos falsos o en doble sentido más omisión. Las consecuencias de aquello son catastróficas.

Alrededor de 225 000 estadounidenses muertos, casi 9 millones de casos de COVID-19, cientos de miles de negocios y pequeñas empresas en bancarrota, corrupción e impunidad nunca antes vista.

Incluso algunos se han decepcionado de su líder pues las promesas del populismo trumpista para la clase trabajadora nunca llegaron a materializarse.

Lo que funcionó en 2016 no necesariamente funciona en 2020. Para Trump todo siempre fue un slogan; este usualmente es basado en una mentira que se conecta -a su vez- con otras mentiras.

En otro contexto funcionaría, pero aquí solo se trata de un mandato irresponsable que exhibe la mayor incompetencia en el peor momento de la historia.

Marcelo Sánchez, Miami.

mag/mkh