• Dolienten asisten a un funeral en el cementerio The Green-Wood, en medio de la pandemia de la Covid-19, Nueva York, EE.UU., 9 de abril de 2020. (Foto: Reuters)
Publicada: sábado, 24 de octubre de 2020 1:00

Más de medio millón de personas podría perder la vida en EE.UU. por el nuevo coronavirus, causante la COVID-19, para fines de febrero del 2021.

Una investigación realizada por el Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud de la Universidad de Washington (IHME) indica que la crisis sanitaria podría cobrarse la vida de más de 500 000 personas para febrero del año que viene, lo que supone un ostensible aumento respecto de la actual cifra de muertes de más de 221 000.

No obstante, los investigadores han avisado, según las estimaciones del estudio, que 130 000 de estas personas podrían salvarse, si el 95 % de los estadounidenses usa mascarillas faciales, replicando una recomendación defendida por Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos, y otros destacados expertos médicos.

Los cálculos han revelado que ante la escasez de opciones de tratamientos efectivos contra este letal virus y sin vacunas disponibles aún, Estados Unidos enfrentará “un continuo desafío de salud pública por la COVID-19 durante el invierno (boreal)”.

 

“Nos dirigimos a un aumento muy sustancial de otoño/invierno (…) esperamos que el aumento crezca de forma constante en los diferentes estados y en el ámbito nacional, y que siga aumentando a medida que nos dirigimos hacia altos niveles de muertes diarias a finales de diciembre y en enero”, ha dicho el director del IHME, Chris Murray, quien dirigió la investigación.

Con la llegada del frío, los casos de hospitalización y mortalidad se están acelerando en todo el país. El jueves, se registraron 76 195 nuevos contagiados, apenas por debajo del récord de un solo día de 77 299 casos informados el 16 de julio.

De acuerdo al estudio, los estados grandes y populares de Estados Unidos como, Texas, Florida y California, podrían verse afectados por niveles especialmente altos de enfermedades, muertes y demandas de recursos hospitalarios.

Ante tal coyuntura, Fauci lamentó la situación “preocupante” que vive el país. También, advirtió que Estados Unidos ha entrado en una “nueva y peligrosa fase” de la pandemia del nuevo coronavirus.

El Gobierno estadounidense, presidido por Donald Trump, ha sido criticado por su nula actuación ante la pandemia. De hecho, intentó reabrir la economía y reiniciar las actividades normales lo antes posible, alegando que la paralización laboral podía destruir el país

nsr/ctl/rba