• Soldados estadounidenses en un entrenamiento militar bilateral con fuerzas de Polonia en Zagan.
Publicada: martes, 21 de julio de 2020 15:15

EE.UU. ya no es el poder dominante en el mundo y necesita a otros países para mantener su denominada supremacía militar.

Así lo precisa un informe publicado por la revista estadounidense The National Interest, en el que se abordan las nuevas tensiones entre el presidente de EE.UU., Donald Trump, y la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

De hecho, la nota vincula las amenazas de la Administración de Trump con moderar su compromiso con la OTAN y su decisión de retirar a los soldados estadounidenses de Alemania, a que Washington necesita que los europeos hagan más para respaldarlo, pues “ya no puede actuar como un poder militar solitario y dominante en todo el mundo”.

Esto, prosigue el texto, es lo que ha hecho Japón, país que ha respondido a dicho llamado de EE.UU. aumentando significativamente sus capacidades militares en los últimos años ante “el auge de China”.

El medio estadounidense alude, además, a la necesidad de EE.UU. de que sus aliados europeos le ayuden, “particularmente en su propio patio trasero”, ante lo que llama la amenaza de Rusia.

 

El informe concluye que, si la OTAN no se prepara ante Rusia, las fuerzas estadounidenses actualmente estacionadas en Europa corren el riesgo de convertirse en una ‘Línea Maginot’ —la muralla fortificada y de defensa construida por Francia ante la amenaza de Alemania, después de la I Guerra Mundial, que fue estratégicamente ineficaz—.

Al respecto, el reporte indica que “Rusia podría lanzar un aluvión sorpresa de misiles y ataques con drones (aviones no tripulados) contra todas las bases de EE.UU. en Europa, en combinación con ataques cibernéticos instantáneos e incluso ataques espaciales”.

La superioridad de EE.UU., que se ha considerado durante mucho tiempo un poder militar inigualable, se ha visto minada en importantes áreas, especialmente ante los avances de Rusia.

Alarmado por todo lo expuesto, Trump anunció en junio que EE.UU. reubicará a miles de sus tropas de Alemania a Polonia, afirmando que con esta medida enviaba “una señal muy fuerte a Rusia”.

No obstante, Rusia ha denunciado en varias ocasiones la creciente presencia militar de EE.UU. cerca de sus fronteras y ha amenazado a Washington con la posibilidad de tomar las medidas que crea oportunas para garantizar su seguridad.

tqi/anz/mjs/mkh