• Terrorismo blanco, un grave problema sin solución en EEUU
Publicada: jueves, 15 de agosto de 2019 2:11

Cada vez que aparece un tiroteo en EE.UU., Trump lamenta los hechos pero no quiere llamarle terrorismo blanco y señala a los asesinos como enfermos mentales.

Los recientes ataques a inocentes como lo que ocurrió en El Paso (Texas) donde el asesino aseguró en una carta publicada en su red social que quería matar mexicanos, es catalogado por el mismo Buró Federal de Investigaciones de EE.UU. (FBI, por sus siglas en inglés) como terrorismo centrado en supremacistas blancos.

Según las investigaciones del FBI, el año pasado la practica total fue de 50 asesinatos a manos de blancos y superó el 35 por ciento. Quien alimenta odio racial es el presidente estadounidense, Donald Trump, por sus palabras antinmigrantes.

Los demócratas han sido los únicos que han reconocido que el terrorismo blanco es un peligro en la nación, sin embargo, Trump se cubre los ojos y dice que los atacantes están enfermos y deben ser tratados medicamente.

La senadora por California y candidata a la nominación presidencial demócrata Kamala Harris criticó al presidente Trump tras los recientes tiroteos en Texas y Ohio y dijo que es el resultado de odio racial que ha provocado el mandatario.

Otro candidato demócrata Cory Booker dijo a una audiencia de Iowa que la nación debe abordar el terrorismo interno de los supremacistas blancos.

Desde que Trump inició su campaña electoral y llegó a la presidencia promovió  con sus palabras ataques de odio racial a minorías, y a los mexicanos les llamó violadores y criminales.

En su reciente campaña de reelección, medios estadounidenses han destacado los detalles raciales como lo que ocurrió en Florida; Trump se quejaba de cómo evitaría más migrantes de las caravanas y alguien del público gritó “dispárales”, el mandatario solo mostró una sarcástica sonrisa, situación que demócratas criticaron.

Rosie Orbach, Los Ángeles.

xsh/alg

Comentarios