• Agentes policiales desplegados en el lugar del tiroteo en Texas (EE.UU.), 3 de agosto de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: domingo, 4 de agosto de 2019 8:20

EE.UU. investiga el tiroteo en Texas como un posible crimen de odio, pues el atacante sería un supremacista blanco, crítico a ultranza de la “invasión hispana”.

El tiroteo acaecido el sábado en un centro comercial de El Paso, en el estado de Texas, que, hasta el momento, ha dejado unos 20 muertos y 26 heridos, ha vuelto a hacer sonar las alarmas sobre el aumento de los crímenes de odio en Estados Unidos.

El sospecho del tiroteo, que se entregó a la Polícia tras el incidente, es un joven blanco de 21 años, identificado como Patrick Crusius, según informan medios locales que lo vinculan a un manifiesto publicado en Internet, que incluye pasajes que critican la “invasión hispana” de Texas.

“En este momento tenemos un manifiesto de este individuo que hasta cierto punto indica que tiene un nexo con un posible crimen de odio”, señaló el jefe de la Policía de El Paso, Greg Allen, en declaraciones realizadas en una rueda de prensa.

Allen hacía alusión a los comentarios publicados por Crusius en 8chan, el foro online más popular entre la ultraderecha estadounidense, en el que declara, “este ataque es una respuesta a la invasión hispana de Texas. Ellos (los migrantes) son los instigadores, no yo”.

LEER MÁS: Aumentan los ataques de odio por todo Estados Unidos

En este momento tenemos un manifiesto de este individuo que hasta cierto punto indica que tiene un nexo con un posible crimen de odio”, señaló el jefe de la Policía de El Paso, Greg Allen, sobre el atacante de la matanza en Texas, identificado como Patrick Crusius, que, hasta el momento, ha dejado unas 20 personas muertas.

Crusius alabó, además, al perpetrador de los ataques contra dos mezquitas en la ciudad de Christchurch, en Nueva Zelanda en marzo pasado, que se saldó con la muerte de al menos 50 personas y dejó heridas a más de 20.

“En general, apoyo al hombre que disparó en Christchurch”, pues estaba “defendiendo” a su país “del reemplazo cultural y étnico provocado por una invasión”, afirmó Crusius en otro manifiesto divulgado en 8chan.

El terrorista que perpetró los atentados en Nueva Zelanda, identificado como Brenton Tarrant —de nacionalidad australiana— era un partidario del presidente de EE.UU., Donald Trump, al que se refirió como “un símbolo de renovación de la identidad blanca”.

Bajo el mandato de Trump, con medidas que apuntan en contra de los migrantes y a favor de la supremacía blanca, los grupos de odio se han incrementado de manera significativa en el país norteamericano, no obstante, el magnate republicano ha mantenido cierta pasividad ante los asaltos y crímenes de esos grupos de corte racista y xenófobo contra las minorías, especialmente los latinos y negros.

LEER MÁS: Grupos de odio aumentan a 954 en primer año de mandato de Trump

La postura de Trump es similar a la que adoptó en agosto de 2017 ante la violencia desatada tras una marcha de grupos racistas y neonazis en la ciudad estadounidense de Charlottesville (Virginia), que dejó un muerto y 34 heridos. Trump, en defensa de los supremacistas blancos, aseveró que las dos partes involucradas en los choques en Chalosttesville habían sido responsables de la violencia.

mnz/ctl/msf

Comentarios