• Una sesión del Senado de Estados Unidos.
Publicada: jueves, 27 de julio de 2017 5:12

Senadores de Estados Unidos alcanzan un acuerdo para aprobar la ley que endurece las sanciones contra Rusia, Irán y Corea del Norte.

El senador republicano Bob Corker indicó el miércoles que la Cámara dará luz verde al aumento de las sanciones contra Rusia e Irán —aprobada en primera instancia por el Senado el 15 de junio—, así como a la imposición de sanciones contra Corea del Norte, un punto que ha sido añadido al texto legal por la Cámara de Representantes.

"Estoy contento de anunciar que hemos logrado un acuerdo que nos permitirá enviar la ley de sanciones a la mesa del presidente (de EE.UU. Donald Trump)", dijo Corker en un comunicado.

El martes, Cámara Baja de EE.UU. aprobó por mayoría abrumadora de 419 votos a favor y 3 en contra las nuevas sanciones contra Rusia, Irán y Corea del Norte.

El texto del proyecto de ley justifica las sanciones a Rusia por supuesta interferencia en las elecciones presidenciales de EE.UU. en noviembre de 2016, al tiempo que las sanciones a Irán y Corea del Norte se deben a sus programas de armamentos.

Estoy contento de anunciar que hemos logrado un acuerdo que nos permitirá enviar la ley de sanciones a la mesa del presidente (de EE.UU. Donald Trump)", dijo el senador republicano Bob Corker.

Uno de los aspectos más importantes de este proyecto de ley es que impide al presidente de EE.UU., Donald Trump, levantar de manera unilateral las sanciones contra Rusia, medida que los senadores vieron necesario por las dudas sobre una posible cooperación entre el equipo de Trump y los rusos en la campaña electoral.

De esa forma, si el Senado confirma el proyecto de ley con ese dispositivo, la única opción que restaría al inquilino de la Casa Blanca para mantener su margen de maniobra sería aplicar un veto.

Rusia, que niega haber influenciado las elecciones de EE.UU., promete devolver el golpe y asegura que es usada para "revertir" el resultado de los citados comicios.

A su vez, Teherán indica que su poderío misilístico solo tiene fines disuasivos y busca contrarrestar las amenazas en su contra. Deja claro también que su programa de misiles "no es negociable".

mep/ncl/mkh