• Seis grandes bancos mundiales buscan crear una moneda digital con tecnología de cadena de bloques.
Publicada: sábado, 2 de septiembre de 2017 10:29
Actualizada: sábado, 2 de septiembre de 2017 16:45

Seis de los mayores bancos del mundo crearán una moneda digital con tecnología de cadena de bloques para poder realizar una amplia variedad de transacciones.

Seis de los mayores bancos del mundo revelaron el jueves una serie de pasos para avanzar un proyecto dirigido a facilitar que los bancos centrales emitan sus propias monedas digitales basadas en la tecnología de cadena de bloques (blockchain), sobre la que se basan criptomonedas como bitcóin, según informa el portal CoinDesk.

El proyecto, denominado 'Utility Settlement Coin' (USC), fue impulsado hace un año por las entidades financieras UBS, BNY Mellon, Deutsche Bank, Santander y NEX junto a la 'startup' Clearmatics. Ahora, Barclays, CIBC, Credit Suisse, HSBC, MUFG y State Street se unen a la iniciativa.

El objetivo del proyecto es preparar el camino para que los bancos centrales tengan criptodivisas en el futuro, facilitando a las entidades mundiales realizar una amplia variedad de transacciones entre sí mediante la utilización de activos garantizados en una cadena de bloques personalizada.

El dinero digital será clave en el futuro de los mercados financieros y los principales bancos del mundo no quieren quedarse atrás. De hecho, los responsables del proyecto llevan ya un tiempo en contacto con los bancos centrales y los reguladores para garantizar que USC cumpla todos los requisitos, como las políticas de protección de datos o la seguridad cibernética.

Lo vemos como un trampolín para que en un futuro los bancos centrales emitan su propia criptomoneda", declaró responsable de inversión estratégica e innovación de UBS, Hyder Jaffrey.

 

Aunque la nueva criptodivisa tendrá un alcance limitado para comenzar, el responsable de inversión estratégica e innovación fintech de UBS, Hyder Jaffrey, ha explicado al citado portal el potencial impacto que el proyecto podría tener algún día: "Lo vemos como un trampolín para que en un futuro los bancos centrales emitan su propia criptomoneda", concluye.

fmk/ncl/tas

Comentarios