• Hasan Rohani, presidente de Irán, durante una reunión con su Gabinete en Teherán, capital persa, 1 de junio de 2020. (Foto: President.ir)
Publicada: martes, 2 de junio de 2020 13:53

El presidente de Irán denuncia los intentos de EE.UU. por sabotear el acuerdo nuclear y pide a Europa que cumpla con sus obligaciones, estipuladas en el pacto.

El acuerdo nuclear fue un buen logro en el campo del multilateralismo, “pero, se enfrentaron desafíos, dados los actos de sabotaje de EE.UU. y su salida unilateral e ilegal” del pacto, de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés), ha declarado este martes Hasan Rohani en una conversación telefónica con su par finlandés, Sauli Niinistö.

Rohani ha deplorado, de igual modo, la campaña de sanciones de EE.UU. contra la nación iraní, la cual siguió e incluso se agravó durante la pandemia del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19, “en violación de los principios humanitarios y los derechos humanos”, ha lamentado.

En este sentido, ha destacado que Washington puso en riesgo la vida de 83 millones de iraníes, “al imponer sanciones brutales y evitar la entrega de medicamentos y materiales esenciales a Irán” en plena crisis sanitaria provocada por la COVID-19.

Ante tal situación, ha proseguido, la Unión Europea (UE) debería “condenar las medidas ilegales” de la Administración estadounidense, presidida por Donald Trump, y “cumplir con sus deberes”.

 

De hecho, el presidente persa ha exigido al bloque comunitario que adopte las medidas oportunas para que sean más activos los mecanismos financieros establecidos para facilitar el comercio con Irán, como el Instex (acrónimo en inglés de Instrumento de Apoyo a los Intercambios Comerciales) y el canal financiero suizo.

Al respecto, Rohani ha asegurado que, si los europeos cumplen completamente con sus compromisos nucleares, Irán también se comprometerá con los suyos.

Por su parte, el presidente de Finlandia, tras subrayar su pleno apoyo al acuerdo nuclear, ha prometido que su país se esforzará al máximo para la conservación del convenio. “Estamos convencidos de que el PIAC debe ser salvaguardado e implementado por todas las partes”.

En esta misma línea, Niinistö ha expresado la disposición de Helsinki a incorporarse al mecanismo Instex y ha asegurado que Finlandia apoya el pago de un préstamo, por parte del Fondo Monetario Internacional (FMI), a Irán, algo que Washington intenta evitar a toda costa.

Efectivamente, EE.UU. trata de aumentar las presiones contra la República Islámica, incluso pese a su salida del acuerdo nuclear. Actualmente, está intentando preparar “un argumento legal” para argüir que todavía sigue siendo un “Estado participante” en el PIAC, con el objetivo de coaccionar al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) para que extienda el embargo de armas a Irán. Además, ha anunciado el fin de algunas exenciones de proyectos nucleares incluidos en el acuerdo nuclear con Irán.

Pese a que Europa ha censurado dicha postura de EE.UU., las autoridades persas han pedido medidas más prácticas, en desafío a Washington, para salvar el acuerdo nuclear.

tqi/anz/tmv/rba