• Un hombre iraní usa una mascarilla para evitar contraer el nuevo coronavirus mientras usa un medio de transporte público en Teherán, 25 de febrero de 2020.
Publicada: viernes, 28 de febrero de 2020 22:14
Actualizada: viernes, 28 de febrero de 2020 22:36

Irán califica de “hipócrita” y de “propaganda” la propuesta de ayuda de Estados Unidos al país persa en la lucha contra el brote del nuevo coronavirus.

Las declaraciones sobre la ayuda a Irán en la lucha contra el coronavirus por parte del país, cuyo terrorismo económico presiona al pueblo iraní y limita posibilidades de comprar medicinas y equipos médicos, representan un juego político y psicológico vergonzoso”, ha dicho este viernes el portavoz de la Cancillería iran, Seyed Abás Musavi.

En esta misma jornada, el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, mencionó durante una comparecencia ante el Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes que Washington había ofrecido ayuda a Irán para contrarrestar los efectos de la epidemia causada por el nuevo coronavirus, denominado COVID-19.

Tras calificar de “hipócrita” y de “propaganda” la ayuda propuesta por la Administración de EE.UU., presidida por Donald Trump, el funcionario iraní ha subrayado que tal ofrecimiento persigue propósitos políticos e intenta distraer a la opinión pública.

La República Islámica ha estado en estrecho contacto con muchos países a fin de suministrar las necesidades farmacéuticas y sanitarias de la nación que coadyuven a contener el brote de la enfermedad dentro de las fronteras iraníes, ha adelantado Musavi.

 

De este modo, ha especificado que 100 000 kits de detección del coronavirus, mascarillas de operaciones quirúrgicas y aparatos de respiración asistida, entre otros, son algunos de los equipos sanitarios obtenidos por las autoridades persas.

Además, ha enfatizado que la lucha contra el brote del nuevo coronavirus, que podría convertirse en una pandemia mundial, requiere determinación colectiva y una amplia cooperación internacional para erradicarlo.

El nuevo coronavirus fue detectado por primera vez en la ciudad china de Wuhan a finales de diciembre pasado y rápidamente comenzó a expandirse en muchos países del mundo. Hasta la fecha, a nivel mundial el virus provocó más de 83 000 contagios y más de 2800 muertes, la mayoría en China.

El Gobierno iraní se esfuerza por solventar esta crisis sanitaria en momentos en que el país es blanco de unas sanciones ilegales impuestas por EE.UU., por su retirada unilateral del acuerdo nuclear firmado en 2015 entre Teherán y el Grupo 5+1, conformado entonces por EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia, China más Alemania.

Según las cifras oficiales publicadas este viernes, el número de personas que han muerto por el coronavirus en Irán ha aumentado a 34 y el número total de casos confirmados a 388, además, 73 personas han sido dadas de alta.

Irán está combatiendo con toda su fuerza el COVID-19 mientras que este virus se ha convertido en una herramienta de EE.UU. para promover la iranofobia, de la que Trump es partidario.

krd/ctl/rba

Comentarios