• El guerrillero argentino-cubano Ernesto Che Guevara.
Publicada: sábado, 15 de agosto de 2015 18:28

Los asesinos del guerrillero revolucionario argentino-cubano Che Guevara, después de matarlo, querían cortarle la cabeza, aseguró un exagente de la CIA.

Así lo afirmó el exagente de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA, por sus siglas en inglés) Félix Rodríguez Mendigutía, quien participó en la captura y asesinato del Che Guevara, tiroteado durante un operativo de militares de Bolivia en colaboración con agentes estadounidenses el 9 de octubre de 1967.

Les llevó varios días decidir qué hacer… entonces el general Ovando Candia el jefe de los militares bolivianos dijo: 'Necesitamos pruebas irrefutables para mostrar a (Fidel) Castro (que el Che estaba muerto)", relata Félix Rodríguez Mendigutía, exagente de la CIA. 

Rodríguez alega que trató de convencer a su equipo de que no podían entregar una cabeza cortada como prueba de la muerte de Guevara, por lo que sugirió cortarle un dedo para que pudieran ser cotejadas con las huellas dactilares, ha informado este sábado la agencia rusa de noticias Sputnik.

"Les llevó varios días decidir qué hacer… entonces el general Ovando Candia el jefe de los militares bolivianos dijo: 'Necesitamos pruebas irrefutables para mostrar a (Fidel) Castro (que el Che estaba muerto)", relata Rodríguez a una radio lituana.

El exagente de la CIA, Félix Rodríguez Mendigutía (izqda.)

 

El exagente de la CIA recuerda que el general ordenó cortarle las dos manos que luego fueron llevadas a Cuba para ser expuesta en un edificio de la Plaza de la Revolución en La Habana, capital, donde se muestran solo a los jefes de Estado extranjeros de visita oficial en la isla.

El 8 de octubre de 1967, Ernesto Che Guevara y la guerrilla que comandaba sufrieron una emboscada del Ejército boliviano y un día después se dio el anuncio oficial de su muerte.

Estas declaraciones de Rodríguez, de una forma u otra confirman los detalles de un libro titulado ‘El asesinato del Che en Bolivia. Revelaciones’, (publicado en 2013) sobre la muerte del guerrillero.

Al respecto, el propio Rodríguez, en un libro autobiográfico “Guerrero en las sombras” (Shadow Warrior), relata las operaciones de la CIA en América Latina y las horas finales del Che. En una parte, reconoce que él mismo ordenó a los militares bolivianos que mataran a Guevara e incluye una foto en la que aparece junto al guerrillero tras ser capturado.

El pasado mes de abril, los hijos del Che rechazaron asistir a la Cumbre de las Américas por la presencia del exagente de la CIA en Panamá, anfitriona del evento.

mpv/ncl/mrk