• El líder norcoreano Kim Jong-un (c) celebra el exitoso fuego de prueba del misil Hwasong-14 en un lugar no revelado, 4 de julio de 2017.
Publicada: jueves, 6 de julio de 2017 21:55

Corea del Norte, ya capaz de atacar el ‘corazón de EE.UU.’, ha advertido de que destruir el territorio surcoreano sería ‘pan comido’ para sus fuerzas militares.

El norcoreano Comité Nacional de Paz de Corea ha denunciado este jueves en un comunicado las maniobras militares conjuntas llevadas a cabo por Corea del Sur y EE.UU. en territorio surcoreano, incluido un simulacro con misiles, en respuesta al lanzamiento el martes por Pyongyang de un misil balístico intercontinental.

Este, un Hwasong-14, tiene capacidad de transportar una “carga nuclear grande y pesada” y puede alcanzar cualquier punto de la Tierra, han informado fuentes oficiales norcoreanas, advirtiendo de que su país está en condiciones de atacar el “corazón de Estados Unidos”.  

El comité norcoreano, por su parte, califica a su vecino surcoreano en su nota de ‘gángsters militares títeres’, y asegura que para Pyongyang “sería pan comido acabar con las fuerzas títeres (…) ya que ahora somos capaces de destruir incluso la parte continental de EE.UU. a través del océano”.

(Para Corea del Norte) sería pan comido acabar con las fuerzas títeres (…) ya que ahora somos capaces de destruir incluso la parte continental de EE.UU. a través del océano”, dice el norcoreano Comité Nacional de Paz de Corea.

 

El comunicado, recogido por la agencia oficial norcoreana KCNA, critica además al presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, por denunciar el exitoso test del misil Hwasong-14 “en lugar de alegrarse de este acontecimiento digno de elogio”.

Moon Jae-in ha unido su voz a la de sus principales aliados, EE.UU. y Japón, para condenar el lanzamiento, y ha abogado por la imposición de sanciones más estrictas a Pyongyang.

En este contexto, Rusia ha bloqueado este mismo jueves en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) una declaración elaborada por EE.UU. que pedía que se tomaran “medidas significativas” contra Corea del Norte. Moscú argumentó que aún no se ha comprobado que el último ensayo haya sido de un misil intercontinental.

El embajador adjunto ruso ante las Naciones Unidas, Vladimir Safronkov, declaró ayer miércoles que “las sanciones no resolverán el problema” y que la opción militar “es inadmisible”, en respuesta a Washington, que había dicho estar listo para utilizar la fuerza militar.

Para Corea del Norte, su programa nuclear y de misiles seguirá siendo parte de su sistema de ‘autodefensa’, siempre y cuando el país vea ante sí la “hostilidad” de Washington.

ftm/mla/alg/mkh

Comentarios