• Irán desmiente alegatos de EEUU sobre su satélite Nahid-1
Publicada: sábado, 31 de agosto de 2019 3:46
Actualizada: sábado, 31 de agosto de 2019 16:32

El alto responsable de Telecomunicación de Irán desmiente las alegaciones de EE.UU. y el Occidente sobre el fracaso del lanzamiento del satélite persa Nahid-1.

El ministro de Comunicaciones y Tecnología de la Información de Irán, Mohamad Yavad Azari Yahromi, acompañado por un grupo de periodistas, ha visitado hoy sábado el lugar de la instalación de este satélite de telecomunicaciones que según ha precisado tendrá misiones de investigación y cuenta con una tecnología avanzada.

Tan pronto como se tuvo acceso al aparato, el titular iraní ha tomado un selfi con el satélite y le dio el saludo de buenos días al presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

“Ya hemos probado el satélite, está listo y lo vamos a entregar al Ministerio de Defensa nacional. Ya ha pasado la fase de pruebas”, ha señalado subrayando de este modo que no aún no se iniciado el proceso de lanzamiento del satélite.

Azari Yahromi ha asegurado que Nahid-1 está completo y que se lanzará tras todas las pruebas. El satélite nacional puede permanecer en el espacio durante 2,5 meses y se ubicará en la órbita a 256 kilómetros de la Tierra, según el ministro iraní.

LEER MÁS: Comienza cuenta atrás para lanzamiento del satélite iraní Nahid-1

Ya hemos probado el satélite, está listo y lo vamos a entregar al Ministerio de Defensa nacional. Ya ha pasado la fase de pruebas”, ha señalado Mohamad Yavad Azari Yahromi, ministro de Comunicaciones y Tecnología de la Información de Irán, desestimando de este modo las alegaciones de EE.UU. y los medios occidentales sobre el fracaso del proceso del lanzamiento del satélite nacional Nahid 1.

 

En cuanto a los comentarios que las autoridades estadounidenses han hecho sobre el fracaso del proceso del lanzamiento de Nahid-1 debido a fallos técnicos, el ministro iraní, como uno de los responsables del proyecto ha declarado: “No tengo idea del reclamo de los estadounidenses con respecto a la estación espacial de Semnán”.

Ayer viernes, el presidente de EE.UU., Donald Trump, hizo comentario sobre un accidente ocurrido en el Centro de Lanzamiento Espacial Imam Jomeini (IKSLC, por sus siglas en inglés), considerado la primera plataforma fija de Irán que se ubica en el sur de la provincia nororiental de Semnán, para un cohete portador antes del lanzamiento de Nahid-1 y señaló que Washington no está involucrado en lo sucedido.

“EE.UU. no estuvo involucrado en el catastrófico accidente durante los preparativos finales para el lanzamiento del cohete portador Safir en el sitio de lanzamiento de Semnán en Irán. Le deseo a Irán lo mejor y buena suerte para determinar lo que sucedió en el Sitio Uno”, tuiteó Trump.

Al respecto, Yahromi ha enfatizado la firme voluntad de Irán en defender su espacio aéreo nacional recordando el abatimiento de un dron espía de EE.UU. por las Fuerzas Armadas del país persa.

El Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán anunció el pasado 20 de junio haber derribado un dron espía estadounidense luego de que se adentrara en el espacio aéreo iraní en la provincia meridional de Hormozgan.    

Sobre las imágenes que ciertos medios occidentales publicaron de la explosión del cohete, Yahromi los ha retado diciendo si tienen unas fotos de esta calidad, publiquen las imágenes de la instancia del derribo del dron para ver la ubicación exacta del accidente, “pues es un paso positivo para aclarar a la opinión pública”.   

El satélite Nahid-1 es el primer satélite iraní fabricado para fines de comunicación. En 2009, Irán puso en órbita con éxito su primer satélite nacional de procesamiento de datos, bautizado como Omid. Del mismo modo, envió su primera biocápsula en febrero de 2010, utilizando el cohete Kavoshgar-3 y puso en órbita el satélite nacional Fayr en 2015.

Durante los 40 años que han transcurrido tras la victoria de la Revolución Islámica, Irán ha conseguido grandes logros en diferentes ámbitos, el científico incluido, sin someterse a las sanciones y los dictados de la Casa Blanca. Por esa misma razón, supone una gran amenaza para los intereses de EE.UU. y sus aliados en la región.

LEER MÁS: Avances científicos de Irán en 4 décadas de Revolución Islámica

msm/ktg/hnb                                                                                             

Comentarios