• La ONU alerta que las concentraciones de gases con efecto invernadero registraron un nuevo récord en 2018.
Publicada: lunes, 25 de noviembre de 2019 19:04

Las concentraciones atmosféricas de gases de efecto invernadero, que más contribuyen al calentamiento global, alcanzaron nuevo récord en 2018.

Según ha informado este lunes la Organización Meteorológica Mundial (OMM), los gases de efecto invernadero en la atmósfera alcanzaron un nuevo récord el pasado año, con un incremento más acelerado que el promedio de la última década y consolidando patrones climáticos cada vez más dañinos.

El Boletín de Gases de Efecto Invernadero de esta agencia de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) es uno de los estudios que se publicarán antes de una cumbre sobre el cambio climático en Madrid (capital española), prevista a celebrarse la próxima semana.

“No hay signos de una desaceleración, y mucho menos una disminución, en la concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera, a pesar de todos los compromisos en virtud del Acuerdo de París sobre el Cambio Climático”, ha alertado el secretario general de la OMM, Petteri Taalas.

No hay signos de una desaceleración, y mucho menos una disminución, en la concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera, a pesar de todos los compromisos en virtud del Acuerdo de París sobre el Cambio Climático”, ha alertado el secretario general de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), Petteri Taalas.

 

“Esta tendencia continua a largo plazo implica que las generaciones futuras se enfrentarán a impactos cada vez más severos del cambio climático, que incluyen aumento de las temperaturas, clima más extremo, estrés hídrico, aumento del nivel del mar e interrupción de los ecosistemas marinos y terrestres”, ha agregado.

La concentración de dióxido de carbono, producto de la quema de combustibles fósiles que es el mayor contribuyente al calentamiento global, creció de 405,5 partes por millón en 2017 a 407,8 partes por millón en 2018, excediendo la tasa promedio de alza de 2,06 ppm en 2005-2015, mostró el informe del citado organismo de la ONU.

Independientemente de la política futura, el dióxido de carbono permanece en la atmósfera durante siglos. “Vale la pena recordar que la última vez que la Tierra experimentó una concentración comparable de CO2 fue hace 3 a 5 millones de años”, ha destacado Taalas.

Los niveles de metano, un gas de efecto invernadero mucho más potente que el CO2, y el óxido nitroso también alcanzaron nuevos récords, según el informe.

LEER MÁS: Pentágono emite más gases de invernadero que Portugal o Suecia

myd/ctl/tmv/mjs

Comentarios