• Las emisiones globales de dióxido de carbono han crecido debido a una aceleración de la demanda de energía.
Publicada: sábado, 28 de septiembre de 2019 19:00

Científicos advierten sobre la elevada concentración de dióxido de carbono acumulada en la atmósfera en los últimos 60 años.

El dióxido de carbono es un gas de efecto invernadero que contribuye al calentamiento de la atmósfera de la Tierra y es considerado un impulsor del cambio climático global.

En un estudio titulado ‘Los bajos niveles de CO2 durante toda la época del Pleistoceno’, publicado el miércoles en la revista Nature Communications, los expertos de la Universidad de Texas A&M (en EE.UU.) afirman que durante los 2,5 millones de años que duró el Pleistoceno, el promedio de concentración de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera era de 250 partículas por millón.

Sin embargo, los niveles de hoy, en comparación, son de más de 410 partículas. Según los científicos, en el año 1965 las concentraciones atmosféricas de dióxido de carbono de la Tierra excedieron las 320 partículas por millón, un pico nunca alcanzado en los anteriores 2,5 millones de años informa Science Daily.

LEER MÁS: Islas flotantes, nueva idea para reducir creciente aumento de CO2

Los carbonatos formados durante la formación del suelo generalmente alcanzan el equilibrio isotópico del carbono con el CO2 ambiental del suelo, que es una mezcla de CO2 atmosférico y CO2 producido por la respiración del suelo”, dijo Jiawei Da, de la Universidad Nanjing.

 

Por su parte, los científicos de la Universidad Nanjing, en China, y un miembro del Instituto de Tecnología de California (EE.UU.) participaron en la investigación y analizaron los carbonatos del suelo en la meseta de Loess, en el centro de China, para cuantificar los niveles de dióxido de carbono atmosférico en los últimos 2,5 millones de años.

“Los carbonatos formados durante la formación del suelo generalmente alcanzan el equilibrio isotópico del carbono con el CO2 ambiental del suelo, que es una mezcla de CO2 atmosférico y CO2 producido por la respiración del suelo”, dijo Jiawei Da, de la Universidad Nanjing.

Los estudios confirman que los niveles de dióxido de carbono actuales no tienen precedentes y son mucho más elevados de lo que jamás se haya registrado, y aún está por verse cómo nos afectarán estas condiciones.

“Este ambiente actual con un alto contenido de CO2 no es solo un experimento para el clima y el medioambiente, sino que también es un experimento para nosotros mismos”, sostuvo uno de los expertos.

LEER MÁS: Activista sueca contra cambio climático protesta frente a ONU

msm/nii/

Comentarios