• Los científicos lograron que los fotones se comporten de manera similiar a cómo lo hacen las partículas que forman la materia.
Publicada: sábado, 6 de julio de 2019 17:54

Científicos descuben que con la combinación de luz y materia se puede crear partículas “híbridas” que ayudarán a desarrollar nuevas tecnologías.

Científicos de la Universidad de Chicago (EE.UU.) lograron crear partículas “híbridas” con nuevos comportamientos al combinar luz y materia, un descubrimiento que podría ayudar a crear computadoras más potentes o comunicaciones cuánticas imposibles de ser ‘hackeadas’, según un nuevo estudio publicado el miércoles en la revista Nature

En particular, los investigadores hicieron que las partículas de luz llamados fotones adquieran un comportamiento más similar al de las partículas que forman la materia. Los fotones no tienen masa y no tienden a colisionar entre sí. Sin embargo, los físicos pudieron modificar esta característica al hacer que los fotones se unieran dentro de un átomo y se combinaran con un electrón. 

Esta asociación entre electrones y fotones forma una especie de cuasipartícula ‘híbrida’ llamada polaritón. Puede moverse rápidamente a través del espacio como lo hace la luz, pero al mismo tiempo tiene la posibilidad de unirse con otros polaritones, lo que le permite formar un objeto.

Los polaritones Floquet están llenos de sorpresas, todavía estamos entendiéndolos mejor. Nuestra próxima tarea será utilizar estos fotones en colisión para crear ‘fluidos’ de luz topológicos. Es un momento tremendamente emocionante”, explica el autor principal del estudio, Logan Clark.

No obstante, los físicos solo consiguieron que los fotones reaccionaran con átomos que tenían energías muy específicas. Para superar esto, los investigadores utilizaron una nueva técnica de clonación de átomos que implica un láser que hace que los átomos se sacudan de la misma manera y produzcan energías similares.

Los fotones luego se combinan con estos átomos para crear polaritones Floquet, unas cuasipartículas que son parte luz y parte átomo y, a diferencia de los fotones regulares, interactúan entre sí de manera intensa. Además, tienen una pequeña cantidad de masa proporcionada por la interacción del electrón y pueden ser controladas.

“Los polaritones Floquet están llenos de sorpresas, todavía estamos entendiéndolos mejor. Nuestra próxima tarea será utilizar estos fotones en colisión para crear ‘fluidos’ de luz topológicos. Es un momento tremendamente emocionante”, explicó el autor principal del estudio, Logan Clark.

ftn/tqi/hnb

Comentarios