• El portavoz de la Cancillería china, Geng Shuang, en una rueda de prensa en Pekín (la capital china).
Publicada: sábado, 16 de febrero de 2019 8:07
Actualizada: domingo, 17 de febrero de 2019 13:32

La Cancillería china rechazó el viernes cualquier intromisión en los asuntos internos de Venezuela y anunció la continuidad de sus relaciones con Caracas.

“China considera que todos los países deben respetar los principios de la Carta de las Naciones Unidas y no entrometerse en los asuntos de Venezuela”, manifestó el portavoz del Ministerio de Exteriores del país asiático, Geng Shuang, en una conferencia de prensa en Pekín (la capital china).

Las palabras del diplomático chino se generaron pocas horas después de que el presidente colombiano, Iván Duque, instara otra vez al Gobierno del país asiático a reconsiderar su respaldo al Gobierno del presidente legítimo de Venezuela, Nicolás Maduro y reconociera al opositor Juán Guaidó, jefe de la Asamblea Nacional (AN) de Venezuela, declarada en desacato en 2016, como presidente del país sudamericano.

Por otro lado, subrayando que el Gobierno chino considera a Venezuela como un importante socio comercial en América Latina, reiteró el funcionario chino que Pekín continuará la cooperación económica recíprocamente ventajosa con Venezuela.

China considera que todos los países deben respetar los principios de la Carta de las Naciones Unidas y no entrometerse en los asuntos de Venezuela”, manifestó el portavoz del Ministerio chino de Exteriores, Geng Shuang.

 

“Venezuela es un importantísimo socio económico y comercial de China en América Latina, las compañías de ambos países cooperan en pie de igualdad y beneficio recíproco. China está lista para seguir desarrollando la cooperación con Venezuela”, dijo en una sesión informativa para los medios.

A pesar de toda la crisis económica que atraviesa el país sudamericano, China ha expresado en diferentes ocasiones su apoyo y respaldo a Caracas, por lo que en 2018 invirtió en la economía venezolana unos 62 000 millones de dólares en proyectos conjuntos.

Asimismo, tras las tensiones provocadas en el país sudamericano por la autoproclamación el 23 de enero del golpista Guaidó —acto que fue inmediatamente respaldado por EE.UU. y sus aliados europeos y latinoamericanos— Pekín no tardó mucho en anunciar su respaldo a la Administración de Maduro.

Igualmente, en la sesión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU), bloqueó junto a Rusia las declaraciones de la Administración de Washington que pedía otorgar “un apoyo pleno” a Guaidó.

fmd/ktg/hnb/msf

Comentarios