• Bolsonaro no descarta establecer base militar de EEUU en Brasil
Publicada: viernes, 4 de enero de 2019 3:21
Actualizada: viernes, 4 de enero de 2019 14:58

El nuevo presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, dijo el jueves que analiza la posible instalación de una base militar estadounidense en el país.

“Según lo que pueda llegar a acontecer en el mundo, quién sabe si tengamos que discutir esa cuestión en el futuro […] La cuestión física puede ser hasta simbólica. Hoy en día el poderío de las fuerzas armadas americanas, chinas, rusas, alcanza a todo el mundo independientemente de la base”, afirmó el mandatario brasileño en una entrevista con la cadena brasileña SBT.

Bolsonaro comentó que la iniciativa busca impulsar una estrecha alianza entre ambos países, en particular ante los nexos Venezuela-Rusia, que dijo le “preocupan”.

En especial, el mandatario brasileño se refirió a las cooperaciones militares entre Rusia y Venezuela el pasado diciembre.

Según lo que pueda llegar a acontecer en el mundo, quién sabe si tengamos que discutir esa cuestión en el futuro […] La cuestión física puede ser hasta simbólica. Hoy en día el poderío de las fuerzas armadas americanas, chinas, rusas, alcanza a todo el mundo independientemente de la base”, afirmó el nuevo presidente brasileño, Jair Bolsonaro.

 

“Como estaba previsto, Rusia hizo una maniobra en Venezuela, sabemos cuál es la intención del gobierno de (Nicolás) Maduro. Brasil tiene que preocuparse con eso”, enfatizó.

Después de su investidura el 1 de enero, Bolsonaro se reunió con el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, para abordar diversos asuntos como la cooperación económica, la seguridad y el combate a “los regímenes autoritarios”.

El dignatario brasileño dejó claro que su aproximación a Estados Unidos tenía como meta el sector económico, pero no descartó colaboraciones en otros ámbitos como el militar.

Más allá, opinó que en los últimos “20 o 25 años” las Fuerzas Armadas brasileñas fueron “abandonadas por una cuestión política”, porque “son el último obstáculo para el socialismo”, dijo.

El nuevo mandatario de Brasil es un partidario acérrimo de la política del presidente estadounidense, Donald Trump, al punto de que lo apodan “el Trump brasileño” y no escatima esfuerzos para fortalecer cada vez más sus lazos con Washington. En su momento dijo: “Soy un admirador del presidente Trump. Él quiere un Estados Unidos grande; yo quiero un Brasil grande”. 

fmd/ctl/mtk/rba

Comentarios