• Luis Arce, presidente boliviano, celebra el duodécimo aniversario del Estado Plurinacional de Bolivia, La Paz, 22 de enero 2021, (Foto: AFP)
Publicada: viernes, 26 de febrero de 2021 9:28

Bolivia acoge el pedido de Argentina y México para garantizar la continuidad democrática en Ecuador y pide a la OEA dejar de instigar el caos en la región.

El presidente de Bolivia, Luis Arce, ha expresado este viernes a través de Twitter que la Organización de Estados Americanos (OEA) debe respetar la democracia en Ecuador y adherido la declaración de sus homólogos de Argentina, Alberto Fernández, y de México, Andrés Manuel López Obrador, en la cual reclaman garantías para la continuidad democrática en el país andino.

En este sentido, el mandatario boliviano ha recordado la acción de la OEA en su país en 2019, que “dio pie a un Golpe de Estado”. 

El tuit de Arce se produce después de que su par mexicano instó el jueves a trabajar unidos para lograr la igualdad en todo el continente americano y terminar con la pobreza y la desigualdad en la región en un acto por el bicentenario de la independencia de México.

En la declaración de Fernández y López se advierte también del peligro que representa la OEA para los procesos democráticos en la región de América Latina.

 

Ecuador celebrará la segunda vuelta de las elecciones presidenciales el próximo 11 de abril y el ganador asumirá el cargo el 24 de mayo para gobernar por el periodo comprendido entre el 2021 y el 2025.

Según un informe del portal estadounidense The Grayzone, tras la victoria del candidato correísta, Andrés Arauz, de Unión por la Esperanza (Unes), en la primera vuelta efectuada a principios de febrero, el Departamento de Estado de Estados Unidos, el Gobierno derechista de Colombia y la Organización de Estados Americanos (OEA), han intentado obstaculizar su triunfo en el balotaje.

Los opositores a Arauz están presionando por un recuento de votos, bajo la supervisión de la OEA, e incluso intentaron vincularlo con la guerrilla colombiana Ejército de Liberación Nacional (ELN) para aupar su descalificación.

El expresidente de Colombia Ernesto Samper afirmó al respecto que las supuestas informaciones sobre vínculos de Arauz con el ELN “son una infamia”, y que forman parte de un juego sucio que están orquestando desde Colombia los sectores radicales de la derecha de ambos países para interferir en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales ecuatorianas.

nsh/ctl/hnb