• Trasladan el ataúd del científico iraní Mohsen Fajrizade, en la ciudad de Mashad, 29 de noviembre de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: domingo, 29 de noviembre de 2020 19:09

Partidos y movimientos políticos bareiníes piden a la comunidad internacional que no se calle ante el asesinato del destacado científico iraní Mohsen Fajrizade.

El Dr. Fajrizade perdió la vida el viernes en un ataque terrorista cometido a 90 kilómetros de Teherán (capital iraní), en la ciudad de Absard, en el condado de Damavand. El prominente físico dirigía la Organización de Investigación e Innovación del Ministerio de Defensa y tuvo un papel muy destacado en la industria de defensa iraní. Además, según la revista estadounidense Foreign Policy, figuraba entre los cinco iraníes en la lista de las 500 personas más poderosas del mundo.

Partidos y movimientos políticos bareiníes han condenado este domingo el asesinato y han pedido a los países responsables que “no se mantengan en silencio” ante los asesinatos y “los crímenes” de esta índole.

La Asociación Islámica Amal de Baréin ha denunciado que este “ataque terrorista” es un “gran crimen” y “una violación flagrante” de los derechos de los gobiernos a “defenderse ante cualquier agresión extranjera”.

Sin embargo, tal acto “brutal” no interrumpirá el desarrollo científico y tecnológico de la República Islámica ni disuadirá al país persa de alcanzar sus derechos legítimos, sino que, más bien, contribuirá a la desestabilización de la región de Asia Occidental, ha asegurado la referida formación.

El movimiento político chií Al Wafa (Corriente de la Fidelidad Islámica) ha denunciado, a su vez, que, tras años de lucha científica, este físico fue asesinado por un grupo terrorista, apoyado por los servicios de inteligencia estadounidense-sionista-saudí.

Al Wafa ha subrayado que la República Islámica tiene derecho a responder a todos los autores y a quienes están detrás del atentado terrorista.

 

La Coalición de la Juventud del 14 de Febrero de Baréin ha reprobado, asimismo, el asesinato a través de un comunicado. “La sala negra de pensamiento de los terroristas criminales, que se ilusionan con socavar a la República Islámica, organizó un nuevo crimen para asesinar al Dr. Mohsen Fajrizade”, se lee en la nota. De igual modo, ha expresado su apoyo a la rotunda respuesta de Irán a los autores de este acto terrorista.

El asesinato de Fajrizade se suma al de otros científicos nucleares iraníes que fueron liquidados en actos de hostilidad, orquestados por el servicio de inteligencia de Israel (el Mossad) y la Agencia Central de Inteligencia de EE.UU. (CIA, por sus siglas en inglés).

Las autoridades iraníes acusan a EE.UU. e Israel de estar detrás de este crimen, el cual catalogan de “terrorismo de Estado”, y han asegurado que responderán de manera aplastante.

ask/anz/fmk/mkh