• Venezuela denuncia sanciones de EEUU y las califica de “crimen”
Publicada: sábado, 7 de marzo de 2020 3:08

La vicepresidenta venezolana denuncia que las sanciones y medidas coercitivas unilaterales de EE.UU. “son un crimen” de lesa humanidad directa contra su pueblo.

Por primera vez se está presentando un caso donde se demuestra que las medidas coercitivas impuestas por EE.UU. contra Venezuela constituyen un delito de lesa humanidad. Las medidas coercitivas unilaterales matan, constituyen una violación a la Carta de las Naciones Unidas y es una herramienta de agresión directa contra el pueblo venezolano”, ha dicho este viernes la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, en una rueda de prensa realizada en el Palacio de Miraflores en Caracas (la capital).

En su discurso, la vicepresidenta también ha anunciado que el fin de la campaña de “las sanciones son un crimen” es movilizar a todo el pueblo venezolano y la solidaridad internacional, para que se demuestre cómo el país bolivariano ha sido víctima de las decisiones coercitivas que han ido tejiendo una estructura para imposibilitar el ejercicio financiero por parte del Estado venezolano, para la adquisición de medicamentos, vacunas, alimentos.

El 13 de febrero el Gobierno venezolano denunció ante la Corte Penal Internacional (CPI) a Estados Unidos por las medidas coercitivas y crímenes de lesa humanidad contra la nación venezolana.

 

En tanto, Rodríguez ha informado que la CPI abrió el 19 de febrero el examen preliminar, que luego dará paso a una investigación, sobre la denuncia que realizó el Gobierno de Venezuela contra Estados Unidos por crímenes de lesa humanidad y ha subrayado que el canciller venezolano, Jorge Arreaza, presentará una serie de informes ante la corta de La Haya, que detallan las consecuencias negativas de los bloqueos de EE.UU. a los distintos sectores de la vida económica, social y cultural de Venezuela.

La vicepresidenta ejecutiva de Venezuela ha recordado que nueve empresas venezolanas, 113 funcionarios y sus familiares, 15 aeronaves de Conviasa y 14 de la compañía estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) han sido atacadas por estas sanciones.

Sus declaraciones han sido una reacción al pronunciamiento del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien consideró necesario extender un año más la orden ejecutiva sobre la “emergencia nacional” sobre Venezuela, que firmó en 2015 el entonces presidente estadounidense Barack Obama (2009–2017).

Desde que Washington reconociera en enero de 2019 al líder opositor, el golpista, Juan Guaidó como “presidente interino” de Venezuela, el inquilino de la Casa Blanca ha endurecido las sanciones contra distintas entidades vinculadas al Gobierno de Caracas, además de restringir el comercio de petróleo y oro del país bolivariano.

Caracas, a su vez, señala que Washington está practicando un “terrorismo económico” contra el país caribeño para generar descontento entre la población y forzar un golpe de Estado contra el legítimo presidente Nicolás Maduro.

mrp/lvs/mkh