• El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y su esposa, Cilia Flores, Caracas, 23 de noviembre 2017.
Publicada: viernes, 24 de noviembre de 2017 2:47
Actualizada: viernes, 24 de noviembre de 2017 16:49

Maduro denuncia que la proveedora de servicios financieros Euroclear tiene congelados 1650 millones de dólares destinados a la compra de medicinas y alimentos.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, denunció el jueves que esa entidad financiera internacional, que se ha sumado al bloqueo económico impuesto a Venezuela por el Gobierno de los EE.UU., tiene “secuestrados” 450 millones de dólares líquidos y 1200 millones en títulos para importar alimentos y medicinas.

Los 450 millones “nos los tienen congelados desde hace seis semanas en Euroclear (...) ¡Cese el secuestro de dinero venezolano en el exterior!”, exigió el mandatario en un acto en el que celebró su 55 cumpleaños.

Ante ese escenario, el presidente Maduro indicó que ni Venezuela, ni la Revolución Bolivariana “se van a rendir”`, y expresó que es necesario que se explique al pueblo venezolano cuáles son las funciones de este ente internacional y por qué dichos recursos económicos deben “pasar por esa alcabala”.

“Con secuestro y persecución financiera, con guerra económica, nada, ni nadie me va a detener en la lucha por la Venezuela del futuro, la prosperidad y la felicidad”, dijo el jefe de Estado.

Nos los tienen congelados desde hace seis semanas en Euroclear (...) ¡Cese el secuestro de dinero venezolano en el exterior!”, exigió el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

 

Maduro vinculó esta situación con las sanciones impuestas en agosto pasado por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que prohíben a los ciudadanos del país suramericano negociar nueva deuda emitida por el Gobierno venezolano y la petrolera estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA).

Es “la guerra económica que nos tiene el Gobierno imperialista de Estados Unidos, persiguiéndonos el dinero que tenemos por el mundo”, sostuvo.

Según esa versión, debido a las sanciones de Washington el país petrolero debe cumplir ahora con nuevos requisitos de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) de Estados Unidos, que dificultaban los giros.

Venezuela y PDVSA —que aporta el 96 % de las divisas del país— han sido calificadas en default parcial por un grupo de acreedores y las calificadoras de riesgo Standard & Poor's y Fitch, ante pagos con retraso de intereses y capital de sus títulos de deuda.

lvs/mla/snr/rba

Commentarios