• El presidente del Parlamento venezolano, Julio Borge, ofrece un discurso junto a los dirigentes de la opositora coalición MUD, 16 de julio de 2017.
Publicada: lunes, 17 de julio de 2017 18:09

La oposición define este lunes su ‘ofensiva final’ para frenar las elecciones de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) y presionar por un cambio de Gobierno.

"El mundo y Miraflores (palacio presidencial) deben escuchar el grito de todo un país. Lo que viene ahora es que materialicemos el mandato que nos dio la gente", ha declarado este lunes el presidente del Parlamento venezolano, Julio Borges, en una entrevista radial.

El oficialismo ha cuestionado los resultados de antemano y ha señalado que el proceso no es vinculante y es "ilegal" por no tener el aval del Consejo Nacional Electoral (CNE), acusado por la oposición de servir al Gobierno.

Borges ha alegado que el plebiscito ilegal de ayer domingo ha evidenciado la voluntad del país de sacar al presidente venezolano, Nicolás Maduro, del poder por los votos antes de que termine su gestión en enero de 2019, pues el 5 % que falta por escrutar permitiría alcanzar los 7,5 millones de votos necesarios para revocar el mandato del presidente, si hubiera un referendo.

El mundo y Miraflores (palacio presidencial) deben escuchar el grito de todo un país. Lo que viene ahora es que materialicemos el mandato que nos dio la gente", declara el presidente del Parlamento venezolano, Julio Borges.

 

Tras el resultado de la consulta en rechazo a los comicios para la ANC, la opositora coalición Mesa de la Unidad Democrática (MUD) ha iniciado este lunes lo que llama la "hora cero", una estrategia para precipitar un desenlace del conflicto con el escalamiento de las protestas violentas que estallaron hace casi cuatro meses y que han dejado 96 muertos.

Por su parte, Maduro advirtió el mismo domingo a los opositores a que no se vuelvan locos y que sienten a dialogar para restablecer la paz en Venezuela.

En plena crisis en Venezuela, la oposición celebró el domingo una consulta ilegal en rechazo a la eventual formación de la Asamblea Nacional Constituyente. Los resultados de la dicha consulta ilegal arrojaron que el 98,4 % de los participantes (6.387.854 personas), está en contra de la ANC.

El proceso del domingo se enfrentó con el rechazo de la Administración de Maduro y otros Gobiernos de la región que lo tacharon de ‘ilegal’ e ‘inconstitucional’ por no tener el visto bueno de CNE.

snz/ctl/tas/rba

Commentarios