• Opositores venezolanos huyen de enfrentamientos con las fuerzas de seguridad durante una marcha antigubernamental, Caracas,13 de mayo de 2017.
Publicada: lunes, 15 de mayo de 2017 13:16
Actualizada: lunes, 15 de mayo de 2017 18:19

La UE ha hecho un llamado este lunes a solucionar pacíficamente la crisis por la que atraviesa Venezuela, a la vez que no considera penar al país caribeño.

La Unión Europea (UE) urge a una “solución pacífica” en Venezuela, llama a “todas las partes” a abstenerse “de cometer actos violentos” y descarta sanciones contra la República Bolivariana por la repercusión que tendría en la población, pero asegura que “elevará el tono”, si la situación no mejora. 

El Consejo Europeo (CE) a través de un comunicado publicado este lunes en su sitio Web señala que “los derechos fundamentales del pueblo venezolano deben ser respetados incluyendo el derecho a manifestarse pacíficamente”.

En unas conclusiones adoptadas por los cancilleres europeos, los 28 piden que “todos los agentes políticos y las instituciones de Venezuela trabajen de forma constructiva en pro de una solución a la crisis, basada en el respeto de los derechos humanos y la separación de poderes, así como acordar un calendario electoral para que el pueblo de Venezuela pueda expresar su voluntad de manera democrática”.

Así mismo, los ministros han expresado su “preocupación” por los más de 600.000 ciudadanos europeos que residen en el país bolivariano y se ofrecieron a “cooperar con las autoridades venezolanas” para garantizar su asistencia, protección y seguridad.

todos los agentes políticos y las instituciones de Venezuela (deben) trabajar de forma constructiva en pro de una solución a la crisis, basada en el respeto de los derechos humanos y la separación de poderes, así como acordar un calendario electoral para que el pueblo de Venezuela pueda expresar su voluntad de manera democrática”, resalta el comunicado del Consejo Europeo.

 

Según fuentes diplomáticas, la alta representante de la Política Exterior de la UE, Federica Mogherini, ha alertado de la preocupación por los ciudadanos y considera la situación en Venezuela “desestabilizadora para la región”.

La violencia y el uso de la fuerza no resolverán la crisis del país”, apuntan los ministros de Asuntos Exteriores europeos, para quienes “todos los incidentes violentos deben investigarse” y “resulta preocupante el anuncio de la ampliación y el refuerzo de los grupos civiles armados”.

Para el ministro español de Exteriores y Cooperación, Alfonso Dastis, estas conclusiones, que requieren “la unanimidad y el consenso de todos”, “son el mínimo común denominador, son un toque de atención” al Gobierno venezolano de Nicolás Maduro ante la “deriva” en el país.

Dastis agregó a su llegada a Bruselas (Bélgica) que no descartan “endurecer el tono”, pero rechazó estudiar por el momento imponer sanciones a Venezuela, ya que estas “afectan a la población, que son los que ahora mismo están sufriendo”.

lvs/ctl/rba/nal