• Bandera de la Unión Europea (UE), 28 de marzo de 2017.
Publicada: jueves, 30 de marzo de 2017 22:11
Actualizada: jueves, 30 de marzo de 2017 23:18

La Unión Europea (UE) pide a Venezuela que fije un ‘calendario electoral claro’, ‎después de que el TSJ asumiera las competencias del Parlamento del país.‎

"Es de suma importancia establecer un calendario electoral claro y respetar a la Asamblea Nacional (AN) y a todos sus miembros, como prevé la Constitución", ha señalado este jueves en un comunicado Maja Kocijancic, portavoz del Servicio Europeo de Acción Exterior.

Esta exigencia europea se produce en reacción al hecho de que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela en dos fallos, el martes y el miércoles, retiró la inmunidad de los diputados de la Asamblea Nacional, mayoritariamente opositora, y asumió las funciones legislativas.

Es de suma importancia establecer un calendario electoral claro y respetar a la Asamblea Nacional (AN) y a todos sus miembros, como prevé la Constitución", ha señalado en un comunicado una portavoz del Servicio Europeo de Acción Exterior.

La UE considera "crucial" el "pleno respeto de la Constitución, los principios democráticos, el Estado de Derecho y la separación de poderes" para lograr un resultado pacífico ante la difícil situación actual de Venezuela y la necesidad de que se recupere la estabilidad política en ese país.

 

Y en esa misma línea ha instado al Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro, a trabajar "con todos los actores e instituciones nacionales dentro del marco constitucional y en el pleno respeto de los derechos humanos y las libertades fundamentales".

Señalar que el detonante del fallo del TSJ fue el acuerdo parlamentario de la mayoría opositora del 21 de marzo para solicitar a la Organización de Estados Americanos (OEA) que convocara su Consejo Permanente para evaluar la aplicación de la Carta Democrática Interamericana en el país, y fijar sanciones.

Maduro acusa a la AN de "traición a la patria" por esta medida y considera que la actitud de los diputados opositores abre el camino a una “intervención” extranjera en el país.

aaf/nii/