• El premier turco, Binali Yildirim, durante una reunión parlamentaria del Partido Justicia y Desarrollo (AKP, en turco) en Ankara, 14 de noviembre de 2017.
Publicada: martes, 14 de noviembre de 2017 15:42
Actualizada: martes, 14 de noviembre de 2017 16:41

Turquía tilda de ‘terrible’ el hecho de que EE.UU. y sus aliados kurdos se hayan apoderado de Al-Raqa tras haber ayudado a Daesh a huir de dicha ciudad siria.

“Se suponía que la coalición de EE.UU., junto a las YPG (acrónimo en kurdo de las llamadas Unidades de Protección Popular), tenía que limpiar Al-Raqa del EIIL, pero ¡mirad lo que ha pasado! En lugar de limpiar la ciudad, ayudan al EIIL a huir con sus armas”, ha criticado este martes el primer ministro turco, Binali Yildirim, en un discurso.

De este modo, el premier turco ha hecho alusión a un reportaje de la cadena británica BBC que documenta un acuerdo secreto entre las llamadas Fuerzas Democráticas Sirias (SDF, por sus siglas en inglés), que lidera a las mismas YPG, y la coalición encabezada por Estados Unidos para ayudar a escapar a los terroristas del EIIL (Daesh, en árabe) de la ciudad norteña de Al-Raqa, a punto de ser liberada por el Ejército sirio.

En este sentido, Yildirim ha calificado de “terrible” esta acción señalando el peligro que los terroristas escapados de la ciudad representan para el mundo.

Se suponía que la coalición de EE.UU., junto a las YPG (acrónimo en kurdo de las llamadas Unidades de Protección Popular), tenía que limpiar Al-Raqa del EIIL, pero ¡mirad lo que ha pasado! En lugar de limpiar la ciudad, ayudan al EIIL a huir con sus armas”, ha criticado el primer ministro turco, Binali Yildirim.

 

“Ahora veremos los resultados. Estos miembros de Daesh, que fueron liberados con sus armas, provocarán la muerte de personas inocentes en todos los rincones del mundo, incluidos Turquía, Europa y EE.UU.”, ha aseverado.

Por otra parte, el premier turco ha arremetido contra EE.UU. por aliarse con una organización terrorista —en alusión a las YPG, facciones del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK, por sus siglas en kurdo), catalogado como “terrorista” por Turquía y la comunidad internacional— para luchar supuestamente contra otra organización terrorista, en alusión a Daesh.

El citado acuerdo se produce mientras la coalición liderada por Washington aseguró que no permitiría la salida de los terroristas de Daesh de Al-Raqa y que los obligaría a rendirse. Como ya se ha puesto de relieve en ocasiones anteriores, entre lo que dice y luego hace EE.UU. existe una evidente contradicción.

De hecho, el Gobierno sirio ha denunciado, de forma constante, que las intervenciones de EE.UU., en muchos casos en defensa de Daesh, han perjudicado al país árabe y su lucha contra el terrorismo.

Por otra parte, Siria no ha reconocido la liberación de Al-Raqa, pues la considera ‘una urbe ocupada’ mientras en la misma no se adentre el Ejército sirio.

tmv/anz/myd/rba

Commentarios