• Sistemas de misiles antiaéreos S-400 desplegados en una base militar en Rusia.
Publicada: miércoles, 13 de septiembre de 2017 16:13
Actualizada: miércoles, 13 de septiembre de 2017 19:56

El presidente de Turquía recuerda que es ‘dueño de su propia casa’, por tanto, la ‘furia’ de EE.UU. por la compra del sistema ruso S-400 no tiene lugar.

“Nuestro acuerdo sobre el suministro de los S-400 ha enfurecido a EE.UU. ¿Y cómo debería ser? ¿Tendríamos que esperarles [a los estadounidenses] sentados? ¿Es que necesitábamos esperarle a usted [por la OTAN]?”, ha afirmado este miércoles el dignatario turco, Recep Tayyip Erdogan.

En declaraciones recogidas por el diario local Daily Sabah, ha resaltado que las autoridades y el pueblo turco toman y continuarán tomado todas las medidas necesarias para defenderse ante las amenazas de terceras partes y garantizar su seguridad nacional como su prioridad máxima.

“Somos dueños de nuestra propia casa”, ha enfatizado el presidente turco para luego lamentar la presión que ciertos terceros países ejercían sobre Turquía para impedir esta compra.

Para hacer referencia a un ejemplo de la autoridad de Turquía, Erdogan recuerda que, ante la negativa de EE.UU. y el régimen de Israel de venderle drones a Turquía, Ankara los desarrolló y comenzó a producirlos por iniciativa propia, lo que causó la “preocupación” de Washington y Tel Aviv.

Nuestro acuerdo sobre el suministro de los S-400 ha enfurecido a EE.UU. ¿Y cómo debería ser? ¿Tendríamos que esperarles [a los estadounidenses] sentados? ¿Es que necesitábamos esperarle a usted [por la OTAN]?”, destaca el dignatario turco, Recep Tayyip Erdogan.

 

Ayer martes, el Gobierno de Ankara anunció haber firmado un acuerdo de compra de sistemas de misiles antiaéreos S-400, tras varios meses de negociaciones, y explicó que ya pagó un depósito, pese a la desesperación de Washington al respecto.

Según han dado a conocer fuentes cercanas al Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono), esta venta cumple tanto los intereses geopolíticos de Ankara como los de Moscú, ya que el sistema es compatible con el de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

El sistema en cuestión tiene la capacidad de brindar una protección de alta eficiencia contra ataques aéreos con misiles balísticos estratégicos, de crucero, tácticos y otros tipos. Además de ser capaz de alcanzar objetivos que se mueven en el aire, incluidos aviones y misiles de cruceroa una distancia de 400 kilómetros.

También, puede destruir objetivos balísticos que se mueven a altitudes entre escasos metros y varias decenas de kilómetros y velocidades de hasta 4,8 kilómetros por segundo. Y vigilar hasta 36 blancos aéreos de cualquier tipo de manera simultánea y contraatacar con hasta 72 misiles.

tas/ncl/snr/hnb

Commentarios