• El ministro alemán de Exteriores Frank-Walter Steinmeier.
Publicada: sábado, 12 de septiembre de 2015 16:59

El ministro alemán de Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, asegura que para encontrar una salida a la crisis siria es vital dialogar con Irán y Rusia.

“Si queremos llegar a una solución permanente de la crisis en Siria, necesitamos dialogar con países como Irán y Rusia”, sostiene Steinmeier en una nota para el diario alemán Der Tagesspiegel, publicada este sábado.

Si queremos llegar a una solución permanente de la crisis en Siria, necesitamos dialogar con países como Irán y Rusia”, sostiene Frank-Walter Steinmeier, ministro alemán de Exteriores.

Con dichas palabras, aboga por la intensificación de los esfuerzos diplomáticos destinados a poner fin a la situación crítica que vive Siria desde hace más de cuatro años.

Asimismo, ha reiterado que, después de la conclusión de los diálogos nucleares Irán y el Grupo 5 +1 (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania), se han creado nuevas oportunidades para el caso sirio, que, a su juicio, deben aprovecharse.

También se ha referido a otros países de la región del Oriente Medio como Arabia Saudí y Turquía, agregando que estos dos países involucrados en el caso también desempeñan un rol importante a la hora de llevar a las partes implicadas en la crisis a la mesa del diálogo.

Terroristas del EIIL (Daesh en árabe) desfilan por las calles de Siria.

 

Mientras tanto, el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Alemania, Martin Schäfer, ha adelantado que los ministros de Exteriores de Francia, Rusia y Alemania tienen previsto abordar esta noche la crisis de Siria en el marco de una reunión sobre la crisis ucraniana en la ciudad de Berlín, capital germana.

Occidente, tras mantener durante años un significativo silencio ante la crisis siria, cuyas consecuencias se advierten en el caso de los solicitantes de asilo y que han afectado al continente verde, ha admitido que debe respetar la soberanía de Siria y reconocer que el presidente sirio Bashar al-Asad y países como Irán son parte de la solución.

Al respecto, el pasado martes, el canciller de Francia, Laurent Fabius, descartó que la destitución Al-Asad normalice la situación caótica del país, que ya dura más de cuatro años.

También, el pasado miércoles, el ministro británico de Asuntos Exteriores, Philip Hammond, tras destacar el papel de Irán y Rusia en la solución de la crisis de Siria, afirmó que cualquier solución tiene que ser política y no militar.

La violencia en Siria, desatada en 2011 por grupos terroristas apoyados desde el extranjero, ha causado la muerte de más de 240 000 personas y el desplazamiento de varios millones.

mpv/nii/

Commentarios