• El embajador sirio ante la ONU, Bashar al-Yafari, habla con la prensa en Ginebra, 19 de mayo de 2017.
Publicada: miércoles, 8 de noviembre de 2017 15:04
Actualizada: miércoles, 8 de noviembre de 2017 16:37

El Gobierno de Siria rechaza el informe conjunto OPAQ-ONU sobre el incidente químico en Jan Sheijun por falta de profesionalidad y neutralidad.

El embajador sirio ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Bashar al-Yafari, manifestó el martes la postura de Damasco sobre el informe que recuenta las investigaciones del ataque con gas sarín perpetrado el pasado 4 de abril en la ciudad de Jan Sheijun, en la provincia de Idlib (noroeste).

La pesquisa estuvo a cargo del Mecanismo Conjunto de Investigación (MCI) de la ONU y la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ). 

El diplomático sirio denunció que el mecanismo OPAQ-ONU acusa “falsamente” al Gobierno sirio, al “inventar evidencias y manipular la información”, mediante el uso de testimonios de terroristas del grupo Frente Al-Nusra (autodenominado Frente Fath Al-Sham y vinculado a Al-Qaeda), el mismo que, según el propio ente internacional, controlaba la zona.

“Algunos comités de la ONU, como el Mecanismo Conjunto, que deben ser neutrales, profesionales y fiables, han demostrado a través de sus trabajos que son parciales y politizados”, indicó Al-Yafari en una sesión del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) que abordaba el informe.

Al criticar la doble moral del Mecanismo Conjunto, el representante sirio lamentó que en el informe se destaca no haber recibido los resultados de la investigación interna de Damasco, mientras que, precisó Al-Yafari, el pasado 16 de agosto, “yo entregué al líder de la misión una copia del informe hecho por el Comité de la Investigación Nacional de Siria sobre Jan Sheijun, y le dije que él era el único alto cargo de la ONU que tenía ese documento”.

Algunos comités de la ONU, como el Mecanismo Conjunto, que deben ser neutrales, profesionales y fiables, han demostrado a través de sus trabajos que son parciales y politizados”, indicó el embajador sirio ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Bashar al-Yafari.

 

En otro momento de sus declaraciones, Al-Yafari señaló que el informe internacional, por un lado, enfatiza que la explosión fue resultado de un ataque aéreo y, por otro, no descarta la posibilidad de que un dispositivo explosivo de fabricación casera pudiera haber provocado la tragedia, dado que, añadió, los expertos no encontraron restos de un bombardeo aéreo.

Al destacar todas las contracciones que existen en los hallazgos de los expertos de la ONU, el diplomático sirio resaltó que la escalada de la manipulación de lo ocurrido realmente y de las evidencias ha alcanzado niveles “sin precedentes” en dicho informe cuyos “resultados son inventados”.

Agregó que este informe recuerda las “falsas alegaciones” hechas por dos exsecretarios de Estado estadounidense, Colin Powell (2001-2005) para “justificar” el ataque que lanzó Washington contra Irak (2003) y John Kerry (2013-2016) que las usó en 2013 para “justificar” ataques contra Siria. 

El embajador sirio se preguntó cuánto tiempo más la nación siria tendrá que sufrir el terrorismo respaldado por los países occidentales, que puede matar, destruir, engañar y mentir sin tener que rendir cuentas.

En tal sentido, Al-Yafari reiteró que el Gobierno sirio rechaza “el fondo y la forma” de todo lo estipulado en el informe del Mecanismo Conjunto sobre Jan Sheijun, rechazado también por Rusia, y enfatizó que Siria solo trata de no convertirse en una víctima de los países patrocinadores del terrorismo.

ask/ncl/alg/tas

Comentarios