• El negociador jefe del Gobierno iraní, Husein Yaber Ansari.
Publicada: miércoles, 1 de noviembre de 2017 7:56
Actualizada: miércoles, 1 de noviembre de 2017 10:24

Irán, Rusia y Siria acordaron establecer 12 puestos de observación en la franja de seguridad en Idlib, para dar cumplimiento a la desescalada de tensiones.

Tras finalizar la séptima ronda de diálogos en la capital kazaja, Astaná, el negociador jefe del Gobierno iraní, Husein Yaber Ansari, de vuelta a Teherán, aseguró el martes ante un grupo de periodistas, que las tres delegaciones han podido limar asperezas y acercar posturas para dar cumplimento a las zonas de desescalada de tensiones, y, en especial, mencionó a Idlib, en el noroeste de Siria.

Ansari explicó que la delegación siria presentó unos documentos que evidenciaban una violación del acuerdo de reducción de tensión por parte de los turcos en la zona de Idlib, y, que, la contraparte turca los rechazó, alegando que estas afirmaciones no son ciertas.

Los turcos manifestaron que su Ejército no había entrado en Idlib, sino que, solamente, se había desplegado en la franja de seguridad con el fin de garantizar su preservación, precisó el diplomático iraní.

Por ello, “las tres delegaciones iraní-rusa-turca acordaron establecer 12 puestos de observación en la franja de seguridad en Idlib, para dar cumplimiento a la desescalada de tensiones”, señaló.

Las tres delegaciones iraní-rusa-turca acordaron establecer 12 puestos de observación en la franja de seguridad en Idlib, para dar cumplimiento a la desescalada de tensiones”, afirma el negociador jefe del Gobierno iraní, Husein Yaber Ansari.

 

Por otra parte, el jefe negociador subrayó que en el marco de esta séptima ronda de conversaciones sobre Siria, las partes reunidas se pusieron de acuerdo que en pro del establecimiento definitivo de la paz regional es muy importante la lucha antiterrorista contra diferentes grupos como EIIL (Daesh, en árabe), y el Frente Fath Al-Sham (antiguamente conocido como Frente Al-Nusra), vinculados a Al-Qaeda.

“Las delegaciones reunidas vuelven a reiterar en una solución política en lugar de militar respecto a la crisis siria”, declaró Ansari.

El pasado 15 de septiembre, Rusia, Irán y Turquía habían anunciado un acuerdo para monitorear la situación de paz en la provincia de Idlib, una de las cuatro zonas de distensión creada por los tres países en otras rondas de Astaná.

krd/ktg/msf

Comentarios