• Miembros de las Fuerzas Democráticas Sirias (FSD) se infiltran en las posiciones de Daesh en la ciudad siria de Al-Raqa, 9 de agosto de 2017.
Publicada: martes, 17 de octubre de 2017 12:13
Actualizada: martes, 17 de octubre de 2017 13:38

Al menos 1130 civiles murieron en las operaciones de las milicias apoyadas por Estados Unidos para hacerse con el control de la ciudad siria de Al-Raqa.

Según ha informado este martes el opositor Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH), los combates llevados a cabo por las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), respaldadas por EE.UU., contra el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) en Al-Raqa, desde el 5 de junio, han causado la muerte de “1130 civiles, entre ellos 270 niños”. 

El conflicto ha dejado, además, 2120 muertos entre los integrantes del EIIL y las fuerzas kurdas, ha señalado la oenegé.

Asimismo, “centenares de personas pueden haber sido enterradas vivas en sus hogares por los bombardeos y ataques aéreos”, ha indicado.

Este mismo martes, las FDS han anunciado que se han hecho con el control de Al-Raqa tras haberse apoderado del Hospital Nacional de la urbe, uno de los últimos reductos de Daesh en esta ciudad localizada en el norte de Siria.

Centenares de personas pueden haber sido enterradas vivas en sus hogares por los bombardeos y ataques aéreos”, señala el opositor Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH).

 

“Cientos de combatientes de las FDS, ondeando banderas amarillas, ahora ingresan a la ciudad de Al-Raqa. Han matado a decenas de combatientes. Están desplegando más tropas en la ciudad para tratar de limpiarla de minas”, ha precisado la cadena catarí de noticias Al-Jazeera.

El sábado se negoció un acuerdo para que los últimos miembros de Daesh en Al-Raqa abandonen la ciudad. El portavoz de las FDS, Talal Silo, dijo entonces que los terroristas que no se acogieran al pacto tendrían que “rendirse o morir”.

Las FDS se infiltraron en Al-Raqa a principios del pasado mes de junio, tras meses de intensas ofensivas para retomar las inmediaciones de la urbe.

En dichas operaciones han contado con el apoyo de la llamada coalición anti-EIIL, liderada por EE.UU., que en las últimas semanas ha intensificado sus bombardeos sobre Al-Raqa, circunstancia que se ha saldado con la muerte de centenares de civiles, entre ellos mujeres y niños.

La campaña aérea de Washington en el país árabe ni está autorizada por el Gobierno de Damasco ni cuenta con el aval del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU).

tqi/anz/snr/rba

Commentarios