• Lanzacohetes Grad desplegadas por el grupo Ejército Libre Sirio (ELS) en el sureste del país, 22 de julio de 2017.
Publicada: sábado, 22 de julio de 2017 16:53
Actualizada: sábado, 22 de julio de 2017 20:09

Los llamados ‘rebeldes sirios’ apoyados por EE.UU. lanzan un ataque masivo con misiles Grad contra el Ejército sirio y Hezbolá cerca de la frontera jordana.

Según medios locales, el grupúsculo Osoud al-Sharqiya, una rama del llamado “Ejército Libre Sirio” (ELS) ha recurrido en la mañana de este sábado a misiles Grad BM-21 para atacar posiciones del Ejército sirio y del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá) en el sureste del país.

En concreto, los objetivos estaban en las colinas de Tal Mahruta, en la provincia meridional de Rif Damasco (que rodea la capital homónima del país) y limítrofes con Jordania.

Sin embargo, debido a la falta de potencia y a la superioridad numérica del Ejército sirio y sus aliados, los integrantes del ELS no se han atrevido a acercarse a las unidades sirias para librar una batalla directa.

Aún no se conocen los daños causados por los ataques artilleros y de misiles del referido grupo armado, considerado “terrorista” por el Gobierno de Damasco.

Osoud al-Sharqyia forma parte de las tres facciones del ELS (apoyado por los Ejércitos estadounidense, británico y noruego desde el paso fronterizo de Al-Tanf) que operan en la zona desértica de las provincias de Rif Damasco y Homs (centro) para frenar el avance de las unidades gubernamentales en las áreas cercanas a la frontera con Jordania e Irak.

 

En las últimas semanas, la frontera sureña siria se ha convertido en un nuevo frente de combate para el Ejército de Siria. Desde el pasado mes de mayo, EE.UU. y sus aliados han lanzado varios ataques contra las posiciones del Ejército sirio en la zona y han reforzado su armamento, en particular con sistemas de lanzamisiles múltiple ligero (Himars, por su acrónimo en inglés).

Sin embargo, las fuerzas sirias y sus aliados han sido capaces de resistir a las ofensivas de EE.UU. y los grupos rebeldes, ganando terreno frente a los grupos extremistas hasta alcanzar la frontera iraquí.

mjs/mla/tmv/hnb

Commentarios