• Ciudadanos sirios con máscaras antigas en una localidad en el norte del país.
Publicada: viernes, 30 de junio de 2017 7:50

Grupos terroristas planean usar municiones tóxicas en la provincia meridional siria de Daraa como parte de una trama para desencadenar una invasión en el país.

“Los terroristas emplearán múltiples municiones con materiales tóxicos en un futuro cercano en una de las áreas en la provincia de Daraa. La provocación será parecida a la de Idlib”, indicó una fuente diplomática siria, en alusión al ataque químico registrado el 4 de abril en la localidad de Jan Sheijun (noroeste).

El diplomático, citado anónimamente el jueves por la agencia oficial rusa Sputnik, señaló que sus pronunciamientos se basan en datos obtenidos por fuentes militares del país.

El lunes, la Casa Blanca dijo que el Gobierno del presidente sirio, Bashar al-Asad, planea llevar a cabo un supuesto ataque con armas químicas y advirtió de que si eso sucede, el mandatario y el Ejército  de Siria “pagarán un alto precio”.

En este contexto, la fuente destacó que la nueva amenaza militar de Washington podría empujar a los terroristas a perpetrar un ataque químico para luego acusar de ello a Damasco.

La nueva provocación de los terroristas está destinada a instigar la invasión del territorio sirio y el “forzoso derrocamiento del poder” por parte de la llamada coalición contra el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe), encabezada por EE.UU., detalló.

En la misma jornada del jueves, el Ministerio sirio de Exteriores denunció las amenazas de Washington, que “violan las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU)”.

Los terroristas emplearán múltiples municiones con materiales tóxicos en un futuro cercano en una de las áreas en la provincia de Daraa. La provocación será parecida a la de Idlib”, indicó una fuente diplomática siria.

 

Las alegaciones de Casa Blanca buscan encubrir las ofensivas de la “ilegal coalición” anti-EIIL, dirigida por EE.UU., que ha ocasionado la muerte de miles de sirios inocentes, añadió la Cartera.

El Gobierno de Damasco siempre ha rechazado este tipo de acusaciones y asegura que nunca empleó ni empleará sustancias tóxicas en su campaña militar contra los grupos terroristas y recuerda que todo su arsenal químico ya fue eliminado o entregado a la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) en 2014.

Rusia ya ha reaccionado a las afirmaciones de la Casa Blanca, tachando de “inadmisible” cualquier amenaza de Washington contra el “liderazgo legítimo” de Siria. Moscú además advirtió de que reaccionará de manera ‘digna y proporcionada’ si Washington toma una medida militar contra el Ejército sirio.

mjs/ncl/hnb

Commentarios