• Rebeldes sirios en una base militar en la zona de Al-Zagif, en el sureste de Siria.
Publicada: lunes, 5 de junio de 2017 6:38
Actualizada: lunes, 5 de junio de 2017 7:08

Los grupos ‘rebeldes sirios’ apoyados por Estados Unidos han establecido un campamento militar en el sureste de Siria.

Una facción armada de la oposición siria, denominada Maghaweir Al-Thawra (Comandos de la Revolución), con el apoyo de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, ha creado una base militar en la zona de Al-Zagif, en el sureste de Siria, según han informado este lunes medios sirios.

La nueva base está situada a 70 kilómetros al noreste del cruce de Al-Tanf en la frontera con Irak, y a 130 kilómetros al sur de la ciudad de Al-Bukamal, en la provincia de Deir al-Zur controlada por el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe).

El fin de tal medida es intensificar la lucha contra la agrupación extremista de Daesh en Siria, así alegaron el sábado los “rebeldes” mediante una declaración. Sin embargo, parece obvio que imponer un control sobre la frontera sirio-iraquí tiene mayor prioridad para los EE.UU. y sus aliados ‘rebeldes’.

Según los analistas, el verdadero objetivo a largo plazo de las operaciones militares de EE.UU. y sus aliados rebeldes en el sureste de Siria puede estar vinculado con las acciones de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) en el noreste del país, y por lo tanto sellar efectivamente toda la frontera sirio-iraquí para aislar al Gobierno sirio de Irak.

Aunque hasta el momento no se han producido enfrentamientos directos importantes, FDS oficialmente se opone al Gobierno del presidente sirio, Bashar al-Asad, y por eso, con el apoyo de EE.UU. busca crear una región independiente en el norte de Siria.

Rebeldes sirios reciben instrucciones militares presuntamente de militares estadounidenses en una base militar en la zona de Al-Zagif, en el sureste de Siria.

 

El establecimiento del nuevo campamento en la frontera iraquí se produjo unos días después de que los combatientes de FDS amenazaran que no permitiría que las Unidades de Movilización Popular iraquí, también conocidas como Al-Hashad Al-Shabi, entren en el suelo sirio para apoyar a las fuerzas sirias en su lucha contra el terrorismo.

En los últimos días, las Unidades de Movilización Popular iraquí han liberado de Daesh el control de varias localidades situadas en la frontera con Siria. Ayer, domingo, Al-Hashad Al-Shabi recuperó la ciudad estratégica de Al-Baay, hecho que podría habilitar una vía de comunicación entre las milicias iraquíes y las fuerzas sirias, que se traduciría en la entrega de armamento a las tropas sirias.

La comunicación entre las fuerzas sirias y Al-Hashad Al-Shabi perjudicaría fundamentalmente a los ‘rebeldes sirios’, apoyados por EE.UU., en retroceso desde hace unos meses ante el avance del Ejército sirio.

mkh/ktg/nal

Commentarios