• Siria acaba saga de Daesh en Alepo y se enfoca en Al-Raqa
Publicada: sábado, 25 de marzo de 2017 8:20
Actualizada: sábado, 25 de marzo de 2017 8:46

El Ejército sirio liberó la ciudad estratégica de Deir Hafer, el último bastión del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) en la provincia de Alepo (noroeste).

Tras varios días de duros combates, las fuerzas sirias, con el apoyo de la Aviación rusa, se hicieron con el control de Deir Hafer, informaron el viernes medios sirios.

Zapadores rusos e ingenieros sirios están llevando a cabo operaciones de desminado en la ciudad para limpiarla de los artefactos explosivos colocados por los terroristas, añadieron.

La toma de la ciudad de Deir Hafer allanará el camino a las fuerzas sirias y sus aliados de cara al lanzamiento de una ofensiva a gran escala contra las posiciones de los extremistas en la ciudad de Al-Raqa, capital de facto de Daesh en Siria.

La reconquista de Al-Raqa se está convirtiendo en una prioridad absoluta ahora que Daesh está siendo derrotado en Mosul, su principal bastión en Irak. No obstante, por el momento, lo único que está claro respecto a la futura liberación de esta ciudad es que la situación en el norte de Siria está a punto de volverse explosiva.

 

Prevenir combates entre los turcos y los kurdos (apoyados por EE.UU.), y los turcos con las fuerzas gubernamentales, es fundamental. Sin embargo, Turquía ha advertido en repetidas ocasiones que la posible participación de los kurdos en la liberación de Al-Raqa se haría a costa de las relaciones entre Ankara y Washington, proponiendo a cambio emplear a sus propias fuerzas para liberar la ciudad.

Como resultado, Washington se vio obligado a elaborar apresuradamente un nuevo plan y, según la revista Foreign Policy, se encuentra actualmente en medio de un "intenso debate" sobre si continuar apoyando a los kurdos o si atender a las peticiones de Turquía y apoyarse en ella.

De todas maneras, permitir o no a los turcos llegar hasta la capital del “califato” de Daesh no está en manos solo de EE.UU., pues entre los turcos y Al-Raqa hay territorios controlados por los kurdos y por el Gobierno de Damasco.

Hace un mes, el Ejército sirio logró avanzar por los territorios al este de Al-Bab –ahora bajo el control de los aliados de Turquía– hasta contactar con los kurdos, cortando así a los turcos el acceso hacia Al-Raqa.

mkh/anz/nal