• Personal de asistencia especializada ayuda a una víctima de un ataque químico en Alepo, noroeste de Siria.
Publicada: domingo, 18 de diciembre de 2016 10:50

Siria presenta pruebas a la OPAQ que evidencian el uso de armas químicas contra civiles por parte de los rebeldes en Alepo, noroeste del país árabe.

Las autoridades de Siria han entregado a los representantes de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) documentación que confirma el uso de iperita, una sustancia tóxica conocida como gas mostaza, por parte de los rebeldes que luchan contra las fuerzas gubernamentales en Alepo, según ha recogido este domingo la agencia rusa de noticias RT.

Las pruebas recogidas por los expertos del Ministerio de Defensa de Rusia ponen en evidencia que el pasado 31 de octubre se utilizó un proyectil de 240 mm con gas mostaza en la localidad siria de Maarat Umm Haush, situada en la zona de Afrin (provincia de Alepo).

Hemos proporcionado todos los documentos a la OPAQ, los cuales fueron examinados y aceptados. Los representantes volverán a Siria una vez más para recolectar muestras que posteriormente serán analizadas, afirma Samer Abás, portavoz de la Autoridad Nacional Siria.

Hasta el momento, la OPAQ solo ha recibido las pruebas documentales, mientras que las pruebas materiales han sido selladas y permanecerán en el territorio sirio hasta la resolución de impedimentos de carácter financiero para su transporte a La Haya.

“Hemos proporcionado todos los documentos a la OPAQ, los cuales fueron examinados y aceptados. Los representantes volverán a Siria una vez más para recolectar muestras que posteriormente serán analizadas”, afirma Samer Abás, portavoz nacional sirio y supervisor de la implementación de la Convención de Armas Químicas.

La misión de la OPAQ está integrada por ocho expertos de Estados Unidos, el Reino Unido, Australia, Eslovaquia y Eslovenia, quienes han estado trabajando en Damasco, capital de Siria, a petición del Gobierno sirio desde el 12 de diciembre.

Tras el ataque con gas mostaza del pasado septiembre contra los barrios residenciales de Alepo, más de 40 personas reciben en estos momentos asistencia médica en un hospital militar de Damasco. Los doctores que les atienden confirman que sus heridas evidencian la exposición a esta sustancia química.

El pasado agosto, el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) también uso armas químicas en sus ataques perpetrados contra las zonas residenciales de Alepo.

krd/ctl/zss/msf

Commentarios