• El destructor estadounidense USS Porter lanza un misil de crucero tipo Tomahawk durante unos ejercicios en la costa de California, 29 de septiembre de 2010.
Publicada: miércoles, 12 de abril de 2017 7:56
Actualizada: miércoles, 12 de abril de 2017 8:29

El Ministerio ruso de Defensa ha cuestionado la credibilidad y precisión del ataque de EE.UU. contra el aeródromo militar de Al-Shairat en Homs (centro de Siria).

“Si los 59 misiles crucero Tomahawk fueran lanzados desde una pila de globos aerostático sobre Al-Shairat, la efectividad de tal ‘ataque’ sería igual en costo (casi $100 millones) y precisión que si fueran lanzados desde cientos de kilómetros de distancia”, ha declarado este miércoles el portavoz del Ministerio ruso de Defensa, Igor Konashenkov.

Con estas declaraciones, el ministro ruso ha ironizado y cuestionado la eficacia de los bombardeos contra Siria, que Washington realizó el pasado viernes como una “respuesta” ante el supuesto uso de armas químicas en la ciudad de Jan Sheijun (Idlib, noroeste).

Si los 59 misiles crucero Tomahawk fueran lanzados desde una pila de globos aerostático sobre Al-Shairat, la efectividad de tal ‘ataque’ sería igual en costo (más de $100 millones) y precisión que si fueran lanzados desde cientos de kilómetros de distancia”, ha señalado el portavoz del Ministerio ruso de Defensa, Igor Konashenkov.

Ha criticado también el hecho de que la tasa tan baja de eficiencia no impidió que el secretario de Defensa estadounidense James Mattis proclamara la misión estadounidense como un éxito.

"Los datos presentados por el Pentágono sobre la supuesta alta efectividad del masivo ataque llevado a cabo con misiles contra la base de Al-Shairat fueron elaborados para el público estadounidense y no para profesionales", ha agregado.

Por otra parte, Konashenkov ha indicado que la única explicación lógica de este ataque puede ser el deseo de Washington de “debilitar la capacidad militar del Ejército sirio que sigue ganando a los terroristas" del EIIL (Daesh, en árabe) y Frente Al-Nusra (autodenominado Frente Fath Al-Sham).

 

Sin embargo, aquí no hay resultados notables, ha proseguido el portavoz de la Cartera rusa para luego enfatizar que el Ejército del presidente sirio, Bashar al-Asad, continúa sus operaciones activas contra los extremistas.

Además, ha remarcado que Moscú también seguirá apoyando a Damasco para acabar con la crisis, al tiempo que ha recordado la eficacia de las operaciones antiterroristas de Rusia: “las Fuerzas Armadas de Rusia lanzaron 128 misiles de crucero” al destruir 74 instalaciones de los terroristas.

bhr/ktg/mkh/msf

Commentarios