• El presidente de Rusia, Vladimir Putin, se reúne con el primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu, en Moscú, capital rusa, marzo de 2017.
Publicada: jueves, 6 de abril de 2017 14:06
Actualizada: jueves, 6 de abril de 2017 16:20

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha calificado de ‘inaceptables’ las acusaciones ‘infundadas’ contra Siria por el supuesto ataque químico en Idlib.

“Vladimir Putin subrayó la inaceptabilidad de hacer acusaciones infundadas contra cualquier persona antes de realizar una investigación internacional exhaustiva e imparcial”, así ha comunicado este jueves el Kremlin.

Por medio de una nota oficial sobre el contacto telefónico del dignatario ruso con el primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu, la Presidencia rusa subraya el rechazo de Putin a las acusaciones sin pruebas sobre la implicación de Damasco en el reciente ataque químico lanzado en la provincia noroccidental de Idlib.

Vladimir Putin subrayó la inaceptabilidad de hacer acusaciones infundadas contra cualquier persona antes de realizar una investigación internacional exhaustiva e imparcial”, así comunica el Kremlin.

A juicio del jefe del Gobierno de Moscú, agrega la nota, “el incidente con armas químicas” en el suelo sirio necesita ser investigado de manera justa y objetiva, ya que la parte siria siempre había advertido de eventuales ataques químicos de los terroristas presentes en el país árabe.

 

Siria informó el martes de un incidente químico en la ciudad siria de Jan Sheijun, a cuya consecuencia al menos 86 personas, incluidos 30 niños, han perdido la vida y más de 100 personas han resultado heridas.

Inmediatamente, las partes occidentales dieron inicio a una campaña contra el Gobierno del presidente sirio, Bashar al-Asad, de ser el autor del atentado, haciendo caso omiso a la evacuación de los arsenales de armas químicos de Damasco hace ya años.

Siguiendo el modelo, el ministro israelí de asuntos militares, Avigdor Lieberman, dijo este jueves estar seguro “al 100 %” que el presidente Al-Asad había ordenado directamente el presunto ataque químico en Idlib.

En tanto, el ministro de Asuntos Exteriores de Siria, Walid al-Moalem, ha dejado bien claro que el Gobierno sirio nunca jamás haría uso de armas químicas ni contra su propio pueblo y sus niños, y ni siquiera contra los terroristas que han matado a su pueblo.

tas/ktg/mkh/rba

Commentarios