• Un desfile de las Fuerzas Armadas de la Federación de Rusia en la Plaza Roja, sita en la ciudad capitalina de Moscú.
Publicada: miércoles, 10 de febrero de 2016 11:00

El Ejército ruso es capaz de expulsar a las fuerzas de la OTAN de la región báltica en 72 horas, opina el laboratorio estadounidense de ideas RAND Corporation.

“Si mañana las tropas y los tanques rusos aparecieran en el Báltico, las fuerzas de la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte), superiores en armamento y tecnologías, serían vencidas en 72 horas”, apunta RAND Corporation en su nuevo informe, citado el martes por la agencia rusa de noticias Sputnik.

Si mañana las tropas y los tanques rusos aparecieran en el Báltico, las fuerzas de la OTAN, superiores en armamento y tecnologías, serían vencidas en 72 horas”, apunta el laboratorio estadounidense de ideas RAND Corporation

El informe incluye nuevamente advertencias de que el Ejército ruso, con toda su capacidad militar, podría ocupar en una operación rápida Riga (capital de Letonia) y Tallin (capital de Estonia).

Añade que las fuerzas rusas que protegen las fronteras de su país con los territorios bálticos además son “abrumadoramente” potentes en comparación con los soldados de Estados Unidos y sus aliados desplegados en dicha zona.

Ante un conflicto eventual y en un intento por prevenirlo, los expertos proponen a la Alianza Atlántica enviar a la zona siete brigadas con armamento pesado. Tal medida, no obstante, costaría unos 2700 millones de dólares anuales, según estiman los expertos.

El pasado 3 de febrero, el mismo centro de reflexión advirtió en un informe de la caída de los países bálticos de Letonia, Lituania y Estonia, en manos de los rusos en apenas tres días, sin que ellos tendrían “ninguna posibilidad” de detener el avance ruso.

Desde el empeoramiento de la crisis ucraniana en 2014, las relaciones entre Rusia y la Alianza se han oscurecido hasta el punto de llegar a niveles no vistos desde la Guerra Fría.

La OTAN y EE.UU. han aumentado drásticamente su presencia militar en los países de Europa del Este, donde han construido seis nuevos cuarteles generales que funcionarán como centros de planificación y coordinación para misiones de entrenamiento de las fuerzas de respuesta rápida.

Un tanque de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN ) en Europa del Este.

 

Rusia por su parte, critica dicha política; el pasado 31 de diciembre, el presidente ruso, Vladimir Putin, consideró la presencia militar de la Alianza cerca de sus fronteras como una amenaza de seguridad nacional. El pasado 4 de enero, el representante permanente ruso ante la Alianza, Alexander Grushkó, advirtió de los preparativos militares desplegados por la OTAN en los países bálticos.

ask/ncl/msf

Commentarios