• El presidente iraní, Seyed Ebrahim Raisi, da un discurso en Teherán. 23 de enero de 2022 (Foto: president.ir)
Publicada: domingo, 23 de enero de 2022 11:24

El presidente persa elogia el papel de la mujer iraní en el transcurso de la Revolución Islámica y la considera una fuente de pensamiento, lógica y ética.

En un evento llevado a cabo este domingo para conmemorar el Día nacional de la Mujer y de la Madre, que se celebra cada año en esta fecha con motivo del natalicio de Fátima az-Zahra, hija del Profeta del Islam, el Hazrat Muhamad (la paz sea con ellos), el presidente iraní, Seyed Ebrahim Raisi, ha destacado la figura de Hazrat Fatima como mujer y la ha considerado un modelo a seguir para todas las mujeres musulmanas del mundo.

Nuestra señora Fátima az-Zahra (P) tiene una posición celestial que es difícil de comprender (…). Su figura está centrada en cuatro ejes: el Corán, el imam Ali (su esposo y el primer imam de los chiíes), la justicia y la salvación de los seres humanos, por lo que, es deber de todos conocer a esta gran y estimada dama que es respetada en todas las religiones abrahámicas y es la fuente de bondad y bendiciones”, ha precisado Raisi.

A su juicio, en la actualidad, a muchos no les conviene que la figura y el legado de esta gran mujer sea conocido y seguido como un modelo por los jóvenes y adolescentes, por lo que hacen todo lo posible para atentar contra la cultura islámica-iraní y separar a las jóvenes de ese estilo de vida.

En este sentido, ha criticado el enfoque de Occidente sobre la mujer y el uso material que hacen de ellas y ha señalado que muy contraria a esa visión, la civilización islámica trata de protegerlas de la violencia y evitar que sean expuestas ante los peligros y daños.

Asimismo, ha enaltecido el papel de la mujer en la Revolución Islámica, durante la Defensa Sagrada (los ocho años de la guerra impuesta por parte del exrégimen baasista de Irak a Irán), sus esfuerzos y sacrificio codo con codo junto a los hombres en aquella época.

 

Para el presidente persa, la sociedad actual debe basarse en la piedra angular de la racionalidad, la justicia, la moral y la espiritualidad, en las cuales las mujeres se ubican en la primera línea.

Este domingo 23 de enero, coincide con el aniversario del nacimiento de Fátima az-Zahra (la luminosa), única hija del Profeta de Islam, que en Irán es denominado como el Día Nacional de la Mujer y de la Madre para recordar la importancia de las madres y mujeres en la vida de las personas.

Fátima az-Zahra, transmisora de la línea de sucesión consanguínea de la Casa Profética, nació en el año 607 en la Meca y fue martirizada en el año 632 en Medina, en la actual Arabia Saudí.

Las mujeres representan casi la mitad de la población de 80 millones del país persa. Durante las últimas cuatro décadas, después de la victoria de la Revolución Islámica, han conseguido destacadas posiciones en el ámbito político, económico y científico. 

 

mep/mrg