• El portavoz de la Cancillería de Irán, Bahram Qasemi, en una comparecencia ante la prensa.
Publicada: lunes, 19 de junio de 2017 9:51
Actualizada: martes, 20 de junio de 2017 0:04

El Gobierno iraní sostiene que su ataque con misiles contra objetivos de los terroristas de Daesh en Siria se coordinó con las autoridades de Damasco.

“La República Islámica de Irán, basándose en su política esencial e invariable de luchar incesantemente contra los grupos takfirí-wahabíes y tras coordinarse con el Gobierno legítimo sirio, ha propinado un certero golpe en el seno de los grupos terroristas y en sus sedes en Deir al-Zur”, ha anunciado este lunes el portavoz de la Cancillería de Irán, Bahram Qasemi.

Con estas palabras, el funcionario iraní ha comentado que el lanzamiento de ayer domingo de seis misiles balísticos de mediano alcance por las fuerzas de la División Aeroespacial del Cuerpo de los Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) contra objetivos del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) en la provincia siria de Deir al-Zur (este).

Este ataque, el primero efectuado desde suelo iraní desde el estallido del conflicto sirio en 2011, es la respuesta al doble atentado reivindicado por Daesh en Teherán, capital iraní, el pasado día 7, que causó 17 muertos y decenas de heridos.

Irán, como una de las principales víctimas del terrorismo, precisa Qasemi, seguirá combatiendo esta lacra “sea cual sea la forma en que se presente, sin importar el lugar, ni el nombre que adopte”.

La República Islámica de Irán, basándose en su política esencial e invariable de luchar incesantemente contra los grupos takfirí-wahabíes y tras coordinarse con el Gobierno legítimo sirio, ha propinado un certero golpe en el seno de los grupos terroristas y en sus sedes en Deir al-Zur”, ha anunciado el portavoz de la Cancillería de Irán, Bahram Qasemi.

 

“La República Islámica se valdrá de todo su poder y experiencia en materia defensiva, militar y de seguridad para proteger su soberanía y la seguridad de sus ciudadanos ante el flagelo del terrorismo”, ha advertido.

El ataque a las sedes de Daesh en Deir al-Zur fue solo una “ligera advertencia”, una mera bofetada para despertar a los terroristas que no quieren comprender la realidad regional, ha señalado.

Insistiendo en que la seguridad de la gran nación iraní es “la línea roja” de la República Islámica, Qasemi ha urgido a los patrocinadores regionales del extremismo a que cesen su hostilidad hacia los musulmanes y hacia Irán, y se sumen a la “fraternidad, racionalidad y solidaridad islámicas” para blindar el frente común contra el régimen de Israel.

mjs/nii/

Commentarios