• Iraquíes, desplazados por una operación para recuperar la ciudad de Mosul, se encuentran en el campo de refugiados de Al-Khazer, a unos 40 kilómetros al este de la ciudad de Arbil, 25 de enero de 2017.
Publicada: sábado, 28 de enero de 2017 14:37
Actualizada: sábado, 28 de enero de 2017 20:01

El presidente iraní, Hasan Rohani, insiste en que, de no ser por la ayuda de Irán a Siria e Irak, en estos países árabes gobernarían estados terroristas.

“Sin la ayuda de Irán al pueblo y al Ejército de Siria y de Irak, los terroristas gobernarían en Damasco y Bagdad, y en lugar de meros grupos terroristas, enfrentaríamos estados terroristas”, advierte este sábado el mandatario iraní.

En declaraciones ofrecidas en la 17ª Convención de la Federación Mundial de Asociaciones de Guías de Turismo en Teherán, capital persa, Rohani ha hecho hincapié en que, gracias a la valentía de las naciones de Siria e Irak y al apoyo del país persa a dichos pueblos, vemos cómo actualmente declina el terrorismo en el Oriente Medio.

Sin la ayuda de Irán al pueblo y al Ejército de Siria y de Irak, los terroristas gobernarían en Damasco y Bagdad, y en lugar de meros grupos terroristas, enfrentaríamos estados terroristas”, dice el presidente de Irán, Hasan Rohani.

“Irán es un país que siempre ha contribuido a la seguridad y estabilidad de la región, y si cualquier nación libre del mundo nos pide ayuda para luchar contra el terrorismo, la ayudaremos valiéndonos de todo nuestro poder”, ha indicado.

El presidente de Irán, Hasan Rohani, en la inauguración de la 17ª Convención de la Federación Mundial de Asociaciones de Guías de Turismo en Teherán, capital persa, 28 de enero de 2017.

 

Al mismo tiempo, ha reprobado severamente la destrucción de monumentos históricos por los extremistas takfiríes que operan en dichos países, señalando que tal destrucción jamás se podrá compensar, como tampoco la pérdida de vidas de inocentes en las guerras.

En otra parte de su discurso, se ha referido al acuerdo nuclear con Irán, conocido como el Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA), considerándolo un gran éxito a nivel mundial que, de hecho, demostró, que el diálogo es la vía más importante y corta para eliminar las diferencias entre los gobiernos.

Conforme a Rohani, el fruto del acuerdo logrado en 2015 entre Teherán y el Grupo 5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania) ha sido “una mayor amistad, reconciliación, seguridad, estabilidad e interacción” entre los países.

El pacto, pese a contar con el apoyo de la Unión Europea (UE), del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) y de las seis potencias que integran el Sexteto, ha sido duramente criticado por el nuevo presidente de EE.UU., Donald Trump, quien en su campaña electoral prometió revisarlo. La UE y gran parte de países del mundo ya han manifestado su oposición. Trump, no obstante, ya está poniendo en práctica sus medidas racistas, entre ellas, la construcción de un muro en la frontera con México.

Esta última ha sido criticada la misma jornada por el presidente iraní: "Hoy en día no es momento para que haya muros entre las naciones, (a las autoridades de EE.UU.) se les ha olvidado que hace años fue derruido el Muro de Berlín (Alemania)".

ftn/snr/nii/